Google+ Followers

lunes, 15 de mayo de 2017

LA ILUSIÓN PERDIDA

LA ILUSIÓN PERDIDA


No se conocían de nada.
Se habían cruzado en internet. Tal vez accidentalmente. O casualmente. Solo a él le había impactado su foto. Era bellísima.

Empezaron a escribirse, luego a hablar. Estaban muy distantes geográficamente.
Parecía no importarles. A él le había impactado su foto pero no tenía experiencia alguna en las relaciones por internet

Ella era muy seductora y
medida en sus opiniones. Él era más abierto, menos tenso.
Ella dudaba, pero veía como día a día el afecto por el desconocido iba creciendo. Le gustaba la forma de ser de él. Le consultó inclusive algunos temas de su trabajo.
Se convirtió fácilmente en su amigo en el otro lado del océano. Esos amigos que no quieren perderse. 
Ella se lo dijo. A él le pasaba lo mismo y estaba encantado con ella.

El contó la verdad de su vida desde el primer día. No sabía mentir. Ella le siguió y contó la suya que sumaba varios fracasos de parejas. Pasaban horas contándose cosas.

A poco tiempo de andar ya se conocían profundamente.
Luego se pasaron fotos de las familias de cada uno. Los nombres de cada hijo, y él de cada nieto. Incluso los de cada ex pareja.
La relación seguía como si fuesen dos adolescentes inexpertos, animados y temerosos. La realidad era que era ella la que temía más que él.

La conquista siempre la intentaba él, como debía ser. Ella siempre cortaba de cuajo algunos avances que el pretendía, por causa de su temor, pero que él no veía como naturales.
Sobre todo porque ya no eran pequeños ni jóvenes inexpertos. Ya eran una mujer y un hombre con una larga historia a sus espaldas.

Siguió pasando el tiempo. Pensaron encontrarse y tal vez algo más. Pero la distancia era mucha. Las dudas de ella también. No se daba a la relación como él pretendía. Mas espontánea, mas comprometida.

Perdieron simultáneamente la ilusión que los había mantenido, al cabo de poco tiempo. Ella manteniendo una especie de virginidad obligada y custodiada a capa y espada... y él no teniendo paciencia de esperar los acontecimientos. Sólo la inmensa seducción permanente de ella, no era suficiente

Sumaron dos nuevos fracasos a sus vidas. Ambos perdieron otra vez.

La ilusión, no pudo con la realidad.


Nota: de la coleccion de cuentos del Autor, que algun día, se convertirán en un libro. Algun día...sin apuro.


5 comentarios:

  1. Convénzame que ésto no le pasó a Ud.! Muy bueno pero un poco triste. Ojalá que dentro de un tiempo, el final cambie. Si sucede no deje de escribirlo. Sus fieles lectores nos alegraremos. En serio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy complicado don Landrú, meterse en los vericuetos de los sentimientos. Dejaré la incógnita para que Ud. mismo verifique en el transcurso del tiempo si el cuento terminó así o tuvo otro final! Gracias por su pregunta. Saludos cordiales desde Barcelona.

      Eliminar
  2. Entiendo que los escritores captan historias de diversos lugares. Este relato puede entrar en esa búsqueda. Justamente el valor del escritor debe ser dar verosimilitud a lo que escriba...dar esa impresion de realidad que estremece o fascina. Apostaría que esta historia le sucedió a alguien, pero no al autor. Sin polemizar es mi opinión.

    ResponderEliminar
  3. Estoy convencida que ésta historia es real, y que luego de haber sido relatada con tanta pasión, no puede tener un final, así tan triste. Si no ocurre de verdad, le ruego invente uno maravilloso, de cuento, le estaré agradecida.....continuaré por siempre leyéndolo.

    ResponderEliminar
  4. Hola: Tal vez tengas razón; tal vez sería de desear un final mejor, menos traumático, pero sabrás que en estas relaciones sentimentales el fiel de la balanza, reparte las responsabilidades del fracaso y del éxito. En esto, el personaje masculino del relato no puede (o no creo pueda) hacer más. Si el final cambia, serás la primera en enterarte. Abrazos desde Barcelona y gracias por los conceptos.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.