Google+ Followers

martes, 30 de mayo de 2017

EL ESPEJO CONVENIENTE

 EL TREN QUE VA A LA ESTACION DESASTRE FINAL.

 Algún antropólogo o sociólogo debería estudiar, si aun no lo hizo, el porque tienta tanto la deshonestidad.

Dinero fácil
Porqué casi todo el mundo se siente atraído por el dinero fácil?

No sólo me refiero al 95% de los políticos que son expertos en estas lides de patrañas y engaños.

Me refiero a las Empresa Constructoras, a las Farmacéuticas, a las Telefónicas, a las Alimentarias y (Uds. agreguen acá lo que les parezca) que nos timan concientemente y todos los días.

Porqué hay esa tendencia a confundir promesas con realidades que nunca se cumplen, salud con lucro desmedido, hamburguesas de carne vacuna con cualquier otra carne más barata?.

Es un tema que creo debe haberse exacerbado en el siglo XX y a niveles insospechados. Y en el XXI está instalado en la mayoría de estamentos de decisión.

El espejo en que te reflejas.
Cuando el autor de estas líneas era joven estudiante (de esto hace ya bastantes años), los padres nos guiaban por el camino del esfuerzo, de la dignidad, del trabajo, y de decir la verdad casi a cualquier precio, con su propio ejemplo. Viéndolos aunque no te lo dijeran. Teníamos espejos dignos.

Pareciera que generaciones después, la enseñanza de los mayores es inducir a la estafa, al robo, a la comisión, a la ganancia de cualquier forma y actuar en síntesis, como si mañana fuera el fin del mundo y rápidamente debiéramos aprovisionarnos de todo lo necesario para subsistir aunque fuese en un estercolero.

No propongo un mundo de santos, pero me escandaliza el nivel de ponderación de la mentira que ha tomado característica de heroicidad. Cuanto más mientas, cuanto menos se note...eres un campeón.

Hay casos sangrantes donde pongas un dedo en el globo terráqueo. No vale la pena ejemplificar porque la mayoría de mis lectores es gente culta y lectora (de lo contrario no se qué harían en este blog...)

Pero deberíamos reflexionar en el futuro próximo, si en diez o veinte años, el universo no estallará por las interminables e infinitas corruptelas que se realizan en todos los ámbitos.

Muchos ya no estaremos, pero lo cierto es que da miedo pensar en los nietos y los hijos de nuestros nietos si éste tren que nos lleva al desastre no se DETIENE en la estación DIGNIDAD.

2 comentarios:

  1. Mi querido Fernando, este tren no se detendrá en ninguna estación que se relacione con valores de ningún tipo, menos aún los morales. No llego a dimensionar cual sería la REVOLUCIÓN, para q ello ocurra. Solo resta, q personas que, seguramente como Ud. o como yo trabajamos honradamente, lo sigamos haciendo para q generaciones venideras, sigan mirándose en nuestro espejo. Son arenitas en un desierto pero suman. Lo felicito, parece un hombre de bien. Lo seguiré leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario. Tiene desde ya las puertas abiertas para escribir en este blog cuando lo desee. Saludos cordiales desde Barcelona.

      Eliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.