Google+ Followers

domingo, 5 de febrero de 2017

FORREST TRUMP

Muchos recordaremos sin duda, la excelente película de los años 90, Forrest Gump.

El Forrest Gump de la película
Trataba de un personaje extraño, tal vez, medio discapacitado, tal vez medio despistado, pero con un excelente corazón y deseos de ayudar al prójimo, dentro de sus posibilidades y sin darse cuenta demasiado de lo que hacía, de lo que sufría, en fin de su vida que sucedía en los EEUU.

Ahora hay otro personaje, sin ninguna de las capacidades de este personaje. Sino mas bien con todas las contrarias.

Mal educado, sin tacto, sin vergüenza alguna en plantear lo que se le ocurre sin ningún límite y sin importarle nada de lo que suceda ni a quien perjudiquen sus decisiones. Su mayor virtud es la fortuna que amasa, muchas veces conseguida de forma que mejor no pensarla...

Forrest Trump en acción
Su relación con la gente se trata que deben aceptarlo sin ningún tipo de excusas dado que su poder omnímodo lo exige. O sumisión a él o nada.

El trato hacia las mujeres, no puede ser peor ni más vergonzante. Las utiliza como si no fuesen del género humano, vanagloriándose de sus excesos y de sus trapisondas siempre que puede tanto en público como en privado. Luego de usarlas como un Kleenex, unos milloncejos de dólares de indemnización y a otra nueva candidata. Las considera menos que un animal de compañía.

Pensar que es un ser despreciable es quedarse corto. Casi se podría pensar que no es un ser humano y no estaríamos muy herrados. Tal vez un erizo de mar tenga más empatía con sus congéneres que este señor, con peluca incrustada en su cabeza.

Un personaje sin estudios conocidos, sin experiencia alguna en política, sin vínculos de amistad casi con nadie, y en ningún rango de la Sociedad. Que cree que su palabra es la ley y que desconoce los más sencillos entresijos de las normas que rigen las relaciones humanas, y que se vanagloria de forma permanente de sus éxitos y su dinero.

Por motivos que pocos conocen, fue electo Presidente de EEUU. (*)

Desde el mismo día que asume el poder, día a día, realiza y firma decretos inconcebibles, desarmando prolijamente la tarea del presidente Obama, su antecesor ante la incredulidad inicial de los habitantes de ese país y del resto del mundo. Para él los jueces cuando fallan en contra, pasan a ser sus enemigos e intenta destituirlos (ya echó de la carrera Judicial, a dos fiscales que intentaron pararle los pies en sus decretos vergonzosos)

No se da cuenta que esta megalomanía patológica, lo llevará más pronto que tarde a un final ya visible. No durará mucho. Porque no se puede sostener a un demente al frente de nada y lógicamente, tampoco al frente de un País de la importancia de EEUU.

(*) El porqué fue elegido podría compararse a los grandes misterios de la Atlántida, o a la desaparición de los aviones en el Triángulo de las Bermudas o a la construcción de las Pirámides de Egipto. 

Cuando se sepa, nos invadirá la vergüenza.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.