Google+ Followers

domingo, 25 de septiembre de 2016

EL PLAN "B"



PARADOJAS Y EL PLAN B

Si quieres triunfar, toma decisiones

Si quieres triunfar, no tomes decisiones.

Esta es una paradoja que se da frecuentemente en los campos de la inversión económica y de la política.
En ciertos momentos de la vida, si decides algo la fastidias. En otros no hacer nada puede ser garantía de éxito. El movimiento contra el inmovilismo. ¿Quién tiene la respuesta correcta?

En política se da muy frecuentemente. Tomo alguna medida en  plena crisis o me quedo tranquilo, miro para otro lado y que el tiempo lo resuelva? Caso actual y típico de Rajoy y de otros políticos.

La equivocación sobrevendrá en cualquier alternativa, de ahí que pareciera que el azar en un importante valor en juego.

Es lo que denomino la permanente batalla del 50%. En cada alternativa de juego o decisión, la posibilidad está ahí. Por la mitad.
Algún juego de azar copia esta realidad. ¿O será que la realidad copia al azar?

En varios casos, lo que inventamos para y ante cualquier imprevisto, es el Plan B. O sea, qué es lo que haríamos si ninguna de las posibilidades previsibles se diese.
Este plan B en realidad siempre preferimos que no se dé, pero se aconseja tenerlo para no entrar en un bache profundo de mal ánimo.

Ejemplifiquemos: queremos ir con nuestra pareja a París. Preparamos el itinerario, los días, lo que queremos conocer y plásss…no encontramos  pasajes ni en las “low cost”... ¿A deprimirnos? NO! Hicimos por las dudas el plan B, que consiste en ir a ese Hotelito tan guapo que estuvimos hace 6 años de la Costa Brava! Quiere decir que nos adaptamos. Generamos una salida. Aunque a veces, al llegar al hotelito, comprobamos también que no hay plazas, o que no existe más…

Esto es lo que se denomina imprevisto. Y nuestro nivel de adaptación hace que el plan B nos guste…tanto o más que el plan original.

Existen otras paradojas en diversos campos.

ALIMENTICIAS Y SUS DUALIDADES

Alguien deberá explicar por qué durante un tiempo el pescado azul es bueno (ahora) y el otro es el malo. Y viceversa
Porqué la manteca es mala y la margarina buena. Y viceversa.
Porqué el aceite de oliva es bueno y el de girasol sólo para freír. Dentro de poco, se dirá que el de girasol es bueno (por decir) para las enfermedades neurodegenerativas, y el de oliva cae pesado y genera colesterol…
Porqué la carne roja engorda hoy y enflaquece mañana. Ver sino, la dieta DUKAN que lo propone como milagro para bajar de peso rápidamente. Aunque al Dr. Dukan lo hayan expulsado del colegio Médico de Francia…

Estos temas son cíclicos y pendulares. Responderán a intereses sólo comerciales? El plan B, según creo, en estos casos es no dar bola…Comer lo que te plazca con moderación y no enrolarse con estos dictámenes.

La línea que separa la emoción del sentimentalismo suele ser la que va de lo sensible a lo cursi.

 

2 comentarios:

  1. Hola, Fernando
    Lo de tener un plan B está bien.
    El azar es un factor importante a tener en cuenta, pero lo mejor es basarse en los conocimientos de la ciencia más actualizada, evitando las publicaciones de "autoayuda" y dietas "milagrosas". Parece que comer pescado azul es bueno, pero en general no conviene comer pescado muy seguido (más de una vez por semana) porque contiene metales pesados por la contaminación del mar.
    Saludos.
    Guillermo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario Guillermo. En algo hay que creer...decía una abuela. Saludos cordiales!

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.