Google+ Followers

domingo, 11 de septiembre de 2016

COMPARACIONES ODIOSAS

 SI UD. NO ENTIENDE YO SE LO EXPLICO


En estos tiempos que corren, en varias partes se están por tomar decisiones importantes.
También estamos acosados por dudas significativas.

Si estuviéramos en EEUU deberíamos elegir entre 2 personajes siniestros.
En España también, pero no siniestros. Sólo incompetentes e inconcebibles en su afán de tomar o perpetuarse en el gobierno.

En EEUU: la lucha del poder lleva a 2 pesos pesados a disputarse el cetro que dejará Obama.

La Sra. Clinton, encantada de conocerse, representando a los más acaudalados de los más acaudalados. Importándole un pimiento, la Salud Pública y casi todo lo demás; excepto la llamada erótica del poder. En el caso de ella, de erótico todo le pasa muy lejos.
Ella cree que con su irresistible y artificial simpatía impostada (sólo ver los vídeos, descubrimos un sonrisa más falsa que el billete de 23 dólares) logrará convencer a los progres de los EEUU.

El caso de Trump es aún más complicado, porque nadie sabe si lo que habla es porque lo pensó antes o porque tiene un apuntador fascista en nómina.
El Sr. Trump, no es un dibujito. Habla.
Sus ideas básicas: sacarse de encima los indocumentados en especial los árabes y latinos; hacer un muro que los separe de México, pero cobrárselo a los Mexicanos, etc.; considerar a Putin un gran estadista, etc
Todo el catálogo de promesas de este personaje, poseedor del peluquín más caro del mundo, orillan estas manifestaciones que conforman a un conglomerado de nacionalistas a ultranza, a los admiradores del club del Rifle y a creer que el problema son los árabes y los negros. Sólo le falta incluir los judíos.

Ahí tendrán que evaluar a quien votan. Supongo que la balanza se orientará a la Sra. Clinton porque lo de Trump sería verdaderamente peligroso. Y lo de Clinton, molesto pero sólo transitorio.

El Sr. Rajoy. Intenta continuar en el poder 4 años más.

En España,todo está más crudo todavía. Hay un señor que gobierna hace 4 años, de origen gallego, por lo cual, lo que mejor maneja es el tiempo, la siesta y los cigarros. Se llama Mariano Rajoy y fue puesto en este sitio por un prohombre de la política española, el Sr. Aznar, entre cuyos principales éxitos está el haber embarcado a España en la Guerra del golfo para satisfacer a su adorado Busch hijo, otras mentiras de similar calado y hablar un inglés muy peculiar, con un acento como si fuese un latino radicado en Texas.


Lo mueve la ambición, pero está más solo que la una.
Y hay otro, del Partido Socialista, que está desesperado por tomar el gobierno, pero las tiene todas en contra, incluso a la gente de su propio partido. Ya se hicieron 2  elecciones donde no se consiguió elegir Presidente y vamos raudos a una 3ª motivada por la incompetencia y apetencia de poder del que está, y del que quiere entrar. Considerando que cada elección cuesta entre 170 y 250 millones de euros, este sólo motivo sería suficiente para que de una buena vez se pongan de acuerdo y nos dejen a los habitantes del Reino, en paz, luego de haber tenido que ir 2 veces a votar para no tener resultados. Este triste personaje, en un rasgo de humanidad, al ver el resultado de sus "aciertos" ya renunció en un gesto que al menos lo honra.

Para terminar: se dice que a veces hay que elegir "entre lo malo y lo peor". Si Ud.nunca entendió el refrán, aquí  se lo expliqué.

2 comentarios:

  1. Fernando, muy bueno. Gracias por participarme.
    Abrazo
    Milo

    ResponderEliminar
  2. Raro que no le dedicaras un par de renglones al Pablo Iglesias. Lo comprendo, se diluirá junto a sus acólitos y a su "partido" como un azucarillo en el café. Muy bueno el artículo!

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.