Google+ Followers

martes, 1 de septiembre de 2015

ALGO VA MAL



ALGO VA MAL

Caminar, sencillamente.
Si en vez de caminar o correr, nos montamos en una cinta, que nos hace parecer a los hámsteres cuando se suben a esos sinfines tan divertidos, y además rodeados por gente sudorosa y por un aire a veces irrespirable.

Si en vez de salir a tomar aire en cualquier plaza o verde de la ciudad, nos montamos en una bicicleta que está atornillada al mismo gimnasio, de atmósfera a veces irrespirable por la traspiración de los compañeros de deporte.

Si en vez de subir algunas escaleras de cualquier lado, nos montamos en una máquina que está fijada al suelo y donde, me consta, el esfuerzo para mover esos pedales es muy superior al que haríamos subiendo una humilde escalera.

Si en vez de poner agua a hervir con un poco de sal y en unos minutos tener un espectacular y sano plato de fideos, compramos una bandeja con una foto excelente de pastas para poner en el microondas y tenerlo listo en casi el mismo tiempo; vaya Ud. a saber qué le ponen a esa bandeja para que aguante días y días hasta que es vendida.

Como aprender un idioma!
Si nos metemos en una sauna a temperatura altísima, para sudar como condenados durante un cuarto de hora para luego, a la salida, beber abundantemente y recuperar el peso perdido.

Si para aprender un idioma, creemos que con unos CD y una pantalla, lo haremos, cuando es de sobras conocido que no hay manera mejor de estudiar una lengua que ponerse frente a un profesor que te oiga, guíe y corrija. Si no lo creen, miren los niños cómo aprenden el idioma de sus padres.

Si volvemos a usar patinetes a los 35 años y/o más, cuando era un medio de transporte infantil, hasta los 6 años, cuando ya los dejábamos para subírnos a una bicicleta.

Y así, podría describir varios más.
Y no es que uno sea un anciano, o un “carroza” o un antiguo hombre del Renacimiento.


Es que cuesta a veces explicarse uno mismo el porqué de algunas cosas tan raras e inconcebibles!

4 comentarios:

  1. Creo que le cambiaría el título a su post. Lo llamaría PARADOJAS POCO CREIBLES. Porque es cierto. Que hay más lindo que salir a caminar al aire libre, en vez de instalarse en un gimnasio sudoroso...Y el sauna, es algo verdaderamente inexplicable, al menos para los occidentales que vivimos de este lado. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Faltan varios conceptos. Uno que se me ocurre, es el cigarrillo sin nicotina, que saca humo y está discutido si sirve o no. Otro son las milanesas de soja...qué feas son...No engañan a nadie. Y así. Pída a sus lectores que agreguen conceptos, sería una forma de colaborar y ampliar el panorama.

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco soy un viejo pero reconozco que cuando me quedo sin batería me da como una especie de sentirme abandonado. Entonces recuerdo cuando me quedaba sin fichas para el teléfono no me ponía nervioso, cuando llegara a casa resolvería.
    Amigo reconozcamos la realidad ALGO VA MAL:
    un saludo artur

    ResponderEliminar
  4. Querido odiador.
    Buen análisis de esas rarezas y bobadas de las que diría un filósofo murciano, ¿Y pá qué?
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.