Google+ Followers

martes, 8 de julio de 2014

NADIE TE QUITA LO BAILADO...




CUANDO…

Seas mujer u hombre.

Cuando piensas que no vale la pena comprar ropa, porque ya tienes demasiada.

Cuando piensas que cambiarás el coche… sólo si tienes un golpe de suerte.

Cuando te da pereza agacharte o dudas si subirte a una escalera para reparar algo en casa.

Cuando sales a caminar… gracias a que tú amigo de 4 patas te lo pide.

Cuando el sexo va dejando de ser importante y se convierte en un grato recuerdo.

Cuando la lectura tiene un importante grado en tus menguantes placeres.

Cuando recuerdas muchos detalles de la infancia de tus hijos.

Cuando la barriga pasa a formar parte de tu figura y no puedes luchar contra ella, por más que lo intentes de 1000 maneras.

Cuando tu pareja, se convierte en tu mejor amigo/a.

Cuando tu interés por lo material, va decreciendo hasta no importarte.

Cuando las charlas con tus viejos amigos son casi lo mejor que pueda pasarte.

Cuando no terminas de “colgar” tu profesión de una buena vez, olvidándote de todo lo aprendido de ella y a descansar!.

Cuando te duelen diaria y sucesivamente partes de tu cuerpo que antes no te dolían.

Cuando reconocer que estás retirado te produce cierto escozor, como que no te lo mereces...

Cuando los analgésicos y remedios varios pasan a ser parte importante de tus horas y  empiezan a ocupar sitio en tu maleta.

Cuando tu Médico clínico y el Farmacéutico pasan a ser tus grandes amigos.

Cuando te da pereza ponerte el chándal para ir al gimnasio.

Cuando te quedas mucho tiempo en Internet, navegando sin un objetivo claro.

Cuando olvidas lo que ibas a buscar.

Cuando no te permites, casi, tener nuevas ilusiones.

Cuando los jóvenes, a veces, se acercan para pedirte consejos.

Cuando te desespera no recordar lo que necesitas al instante; ese nombre, esa calle, el autor de ese libro, el actor de aquella película…

Cuando son muchas más las cosas que no debes, a las que quieres.

Cuando no estás seguro y dudas si cambiar la moto por una nueva…

Cuando viajar es un agobio, con lo bien que estás en casa…

No le des más vueltas.

Estás mayor. Y es algo que no tiene arreglo. No luches más. Afloja las tensiones y reconoce.

Tienes muchos años...  

Pero quién te quita lo bailado?.


2 comentarios:

  1. Todos los humanos somos parecidos. Todos sufrimos o padecemos lo mismo. Ha dado en la tecla una vez más. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Una vez mas de acuerdo.
    La vida parece ser un calco para casi todos, lamentablemente no lo es aún para el 100% de los humanos, pero todo llegará.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.