Google+ Followers

domingo, 29 de junio de 2014

VIEJOS AMORES

LOS VIEJOS Y NUNCA OLVIDADOS AMORES




No mienta!

 Ud. también los tuvo (o tiene) y trata de olvidarlos.


Yo se lo digo. Es inútil.


Los viejos amores son como esos sarpullidos que en cualquier momento creías curados pero surgen, te pican y te despiertan.


Están por todas partes. En la música, en alguna comida.

En algún libro compartido. En algún paseo. En algún hotel. En un vehículo.

En algún aroma. En los sueños.


Los viejos amores, no son nunca viejos
A veces te enojas contigo mismo por volver a tenerlos. 

Los viejos amores son como esos parientes que de repente aparecen y tú que creías estaban olvidados… están en la puerta de tu casa…sonrientes y dispuestos a hacerte pasar un rato de melancolía.


Un consejo: no luches contra ellos. Recíbelos.

Los viejos amores siempre ganan. Reaparecen guiados por sus propias fuerzas que son siempre mayores a las tuyas.



Foto del autor. Un viejo amor? Si.
Ahí están. Aunque tengas ahora otro amor. Que crees definitivo.


Esos viejos amores, son muy fuertes y persistentes. Son anteriores a todos. Estampados de manera invisible a tu piel y a tu corazón. Como esos tatuajes que crees haber borrado, pero que dejaron esa impronta indeleble que recuerdan que estuvieron ahí.


Por eso digo que es inútil la pelea. Están y estarán aunque te propongas lo contrario. 

Después de todo, son partes de tu vida que a veces, secretamente, anhelas que vuelvan. 

Cosa que en general no sucede. Porque ya son inmateriales y se guían por sus propios medios. Nosotros sólo los sufrimos o gozamos con ellos.

Y el tiempo ya pasó. No volverán y si lo hacen, notarás que no son los mismos. Lamentablemente.

Son otros, con la piel parecida.

6 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo,pero son superados por los recuerdos que creíamos olvidados. Silvia

    ResponderEliminar
  2. El Presentador Solitario.jueves, julio 03, 2014 11:15:00 a. m.

    Es un tema universal. Todos tuvimos viejos amores. A dado Ud. nuevamente en la tecla. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  3. Querido Fernando, aparte de que esta vez afinaste mucho, tu prosa me ha encantado.
    Yendo al tema, quizá olvidaste recordar que un viejo amor envejeció con el tiempo, y no necesariamente mejoró como el vino. Puede suceder que al verlo de nuevo, te sorprenda por ser diferente de como lo recordabas, y quizás preferías recordarlo como antes. ¿no te ha pasado nunca? Saludos Artur

    ResponderEliminar
  4. si, asi es, Fernando. Lo cual no implica una infidelidad con el amor actual. O si?

    ResponderEliminar
  5. Una novia que tuve antes de casarme, me dijo que nuestra relación, por ser anterior a las que vinieron después (que no fueron pocas), estaba resguardada por ser un bien "no ganancial" y que por lo tanto, no era infidelidad. Eso me dejó más tranquilo. Sabrás que las mujeres tienen una lógica irreductible. En especial cuando piensan...La conclusión es que NO. No hay infidelidad, sólo el aprovechamiento de algo que no pudo ser, pero que a veces renace y...no somos de madera. Saludos cordiales desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  6. .Es verdad, vuelven cada tanto y se imponen impertinentes. Pero, mejor, no ir a buscarlos, no los vamos a encontrar. Ellos son otros, nosotros somos otros. Viene bien Heráclito, en estos casos. "Nadie se baña dos veces en un mismo río" "Lo único q permanece, es el cambio". Se nota mucho cuando te vas un fin de semana, al volver, ves el polvo q se acumuló sobre... sobre todo. Maldita Entropía!!! Un saludo a todos, desde Madrid

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.