Google+ Followers

miércoles, 14 de mayo de 2014

¿UN CRÍMEN COMO SALIDA A LA DESESPERACIÓN?

MATAR COMO SALIDA AL HARTAZGO?


El 29 de Abril pasado, publiqué un post en este mismo blog, donde hacía mención a una frase del General Perón, que gobernó Argentina varias veces y aún siguen sus ideas en los continuadores que tiene y que parecen ser interminables.

Decía yo que el pueblo no tiene  paciencia ilimitada. Y que "tronaría el escarmiento". No me las doy de pitoniso, ni me cuelgo medalla alguna.

Digo que un crimen es deleznable, casi cualquiera sea el motivo que lo produzca.
Reitero es una acción imperdonable y la justicia tiene que tomar cartas en este asunto.Y penar a quien corresponda.

No tengo ánimos ni debo justificar lo sucedido en León donde dos mujeres presuntamente balearon hasta a la muerte a la Presidenta de la Diputación de León (señora que detentaba un gran poder y además tenía  otros doce puestos de los que cobraba ingentes cantidades de dinero y que se dice era más odiada que querida).

Me refiero de forma general a que el hartazgo del pueblo sometido a vergüenzas, y recortes donde más duele exacerban los ánimos. Y se buscan culpables. No es difícil encontrarlos.

Y lo que aparentaría ser un mar de aceite, a veces se configura en una tormenta imparable de odio y de rencor contra quienes mienten, acumulan poder y riqueza de manera obscena, creyendo que los demás somos unos crédulos eternos y que nos tragamos la colección de sapos que tengan a bien disponer para nosotros.

No se si esto es el inicio de una cruzada reivindicativa. Ojalá que no. Pero los políticos deben escuchar los sonidos de la vida, donde no todo anda bien, ni tenemos motivos  para estar "contentos" como pregona el Sr. Rajoy en un alarde de publicidad vergonzante.

Los políticos deben tener en cuenta que no somos un rebaño de imbéciles, que nos creemos lo que nos echen, que aceptamos los recortes en educación, en investigación, en dependencia, mientras la mayoría de los señores diputados y senadores viajan en 1ª clase.

Matar no es la solución para nada. Es una salida a la desesperación. Pero a veces suena un clarín que hace reflexionar sobre que no podemos ser tan injustos en nuestras opciones de vida. Que no debemos disponer de los dineros públicos a nuestro antojo. Que la corrupción debe tener su castigo y la honradez su premio. Porque sino, "tronará nuevamente el escarmiento y será cada día mucho más grave"

Es momento de sincerarse y dejar de engañarnos. Decir las cosas como son. Terminar con los privilegios políticos y la corrupción en cadena que padecemos, inconcebibles en éstas épocas y normalizar las relaciones con las bases populares, en base a una receta muy sencilla y hasta hace poco muy usada: la verdad.

2 comentarios:


  1. Totalmente de acuerdo con su comentario. El miedo tiene que cambiar de bando con la razón y las palabras, no a tiros.

    ResponderEliminar
  2. MUY BUENO ,si señor a dado en el clavo. Tanto tensar la cuerda al final suceden cosas que nadie quiere.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.