Google+ Followers

martes, 15 de abril de 2014

ADORANDO A LOS MUÑECOS

NOTA: DESCONOZCO EL MOTIVO POR EL CUAL GOOGLE BORRA LAS FOTOS O ILUSTRACIONES. INTENTARE AVERIGUARLO. PIDO DISCULPAS POR ESTO NO TIENE NADA QUE VER CON EL AUTOR!


SANGRE, RELIGIÓN, ESPECTÁCULO O QUÉ?

Llegan estas fechas señaladas y vuelve a producirse el curioso fenómeno de las procesiones, los pasos, los capirotes, las vestimentas medievales. 
Y los llantos si llueve y no se pueden sacar las esculturas con formas humanas a la calle.

Ya lo expresé varias veces, que no comprendo absolutamente nada estas festividades que más parecen obras de grand guiñol, que festejos religiosos.

Pero hoy vi algo medio sobrecogedor que antes no había visto o ni siquiera reparado.

Personas hiriéndose las espaldas con golpes periódicos con unas especie de plumeros de fibras que van marcando la piel hasta que salta la sangre. Y no contentos con esto hay algunas otra personas que con un pinche, perforan meticulosamente la piel de la espalda de los penitentes para que surja sangre fresca y así agregue espectáculo al patético desfile de estos pobres personajes que creo, en su mayoría deberían pasar por la consulta de un siquiatra antes de vestirse con esos ridículos capirotes especie de altos cucuruchos de colores con que se tapan lo que sería la cabeza agregando a más hábitos monacales (no siendo curas).

Otro rasgo de incomprensión, me produce ver que los padres, ya van preparando el futuro de sus hijos en estas bárbaras celebraciones, que por lo que veo y entiendo, tendrá mucho de tradición pero muy poco de religiosidad.

Imagen censurada por Google
No creo en religiones que pidan a sus creyentes sacrificios como que se partan las espaldas llevando durante horas un peso para el que la osamenta humana no está preparada; ni para que se autoflagelen con espartos hasta sangrar; ni para que transiten por las calles encadenados y arrastrando esas cadenas...

Me pregunto qué clase de religión es la que fomenta y favorece que una vez al año, se saquen esos muñecos cuidadosamente pintados, vestidos, enjoyados (a los que a algunos no se los puede ver de frente porque la tradición dice que te quedarás ciego!).

Que es lo que tiene de piadoso ese lujo obsceno, rimbombante y repetido anualmente se sacar a la calle unos soportes ornados a todo lujo con plata, candelabros y por su peso rompe-espaldas, donde arriba están estas esculturas, abajo los portadores y a los costados una multitud de gente que aplaude o llora?  Vaya a saber qué es lo que los lleva a hacer una cosa u otra?

E insisto, qué lleva a todos estas personas, portadores, y fieles a llorar desconsoladamente cuando no pueden sacar los muñecos a la calle porque en Sevilla u otros pueblos llueve???.
Pero para terminar este recitado mío entre incomprensión, ignorancia y fastidio, está el curioso decreto que permite "liberar un preso" a pedido de la Asociación de estos portadores de estatuas de santos y vírgenes.

Luego riámonos de cuando un Rey en Marruecos, por ejemplo, en un día de su cumpleaños pasándose la justicia por el forro de sus pantalones, decreta la liberación de 500 delincuentes sólo y exclusivamente por ese motivo...más allá de lo que haya hecho el preso...

Se que cada país tiene sus tradiciones, pero España es un caso entre patético e incomprensible, entre esto que acabo de describir, si sumamos Los Sanfermines, el Toro Embolado, Los Bous a la mar, tirar la cabra del campanario, y otras diabluras donde la que se lleva el premio es el Toro de la Vega, que me disculparán que no pueda comentar porque se que no podría contenerme en un lenguaje civilizado, pero cuya terrible descripción encontraréis en Google. En todos la sangre juega un papel preponderante.

Hasta el próximo encuentro.

2 comentarios:

  1. Coincido con Ud. en casi todas sus aprciaciones. Parece más un desfiles de comparsas que un hecho religioso. Se debería hacer como en Río de Janeiro. En vez de un Sambodromo, un Pasódromo, así todas las cofradías podrían desfilar y con un techo, por si llueve. Esta idea la dono gratis.

    ResponderEliminar
  2. Habrá alguien que piense que detrás de estos desfiles de lujo, oro, plata, sangre y pedería, casi circenses, se esconde algun sentimiento religioso? Tal vez el Papa Francisco, se ocupará de estos despropósitos más temprano que tarde.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.