Google+ Followers

domingo, 2 de marzo de 2014

LUCHA ETERNA Y DESIGUAL

NOTA: DESCONOZCO EL MOTIVO POR EL CUAL GOOGLE BORRA LAS FOTOS O ILUSTRACIONES. INTENTARE AVERIGUARLO. PIDO DISCULPAS POR ESTO QUE NO TIENE NADA QUE VER CON EL AUTOR!




LA LUCHA A MUERTE

Hombre y mujeres en lucha contra el tiempo, donde siempre unos y otros pierden
Los hombres luchamos de mayores contra la panza.
Las mujeres contra las arrugas y los signos de la ley de gravedad que ataca todo su cuerpo.

La lucha es vana, puesto que ni en uno ni en otro caso, venceremos los humanos al tiempo, seamos mujeres u hombres.

La panza se instala e intentamos de todo para quitárnosla: gimnasia, algún gurú de la dietética, abdominales, ingresos para hacer ayuno, médicos, dietas milagrosas.
El resultado nunca es paralelo a nuestro deseo. Algo se reduce pero apenas te distraes 5 minutos, vuelve la barriga a donde estaba, cuando no es peor y se incrementa, luego de esas dietas a las que nos suscribimos con ilusión y luego abandonamos por imposibilidad de continuar.
Me pregunto si no sería más sano, dentro de la normalidad del concepto, permitir que la panza nos acompañe hasta el final, dado que nos causa tantos disgustos el combatirla que no sabemos qué es peor, si el remedio propuesto por la dieta o la enfermedad.

Con las mujeres pasa algo parecido pero suele ser más caro y tan descorazonador como lo que nos pasa a los hombres. A veces se retocan, se operan y quedan con la cara como una muñeca de porcelana (exagerando) y casi como la duquesa de Alba. En esto gastan fortunas. 
Las que se conforman con menos, invierten al final una cantidad de dinero parecido y de espacio en nuestros botiquines con las cremas milagro, que prometen que en 15 segundos, 15 minutos o 15 días o 15 meses, tendrán la piel lozana como una niña de 15. Y se lo creen. Una y otra vez.

Al cabo de un tiempo, se dan cuenta que ni se reafirmó su piel, ni se borraron sus arrugas, ni nada de nada, pero…es ahí, justamente cuando aparece una amiga que le comenta que hay una nueva crema de baba de oruga macho de Zanzíbar con la que la célebre actriz XX recuperó la lozanía, y entonces… vuelta a empezar. Y al finalizar ni estiramiento ni “náa de ná”. Quedan igual pero con la cartera más liviana…Se les ha ido un dineral para nada. Esto les sucede a las mujeres desde los 45/50 hasta los 75 años aproximadamente. 

La decepción que juntan es comparable a la de los hombres que hacemos la dieta, nos matamos en el gimnasio, no comemos lo que nos gusta y luego nos damos cuenta que hemos sido unos tarados. Que más valdría la pena vivir tranquilamente lo que nos quede que amargarnos con el seguro resultado negativo de nuestra increíble lucha contra la barriga.

Por eso chicas y muchachos: decidamos si nos seguimos matando y gastando nuestro dinero y nuestras ilusiones en esta batalla en la que seguro saldremos derrotados o vivimos como duques, hasta que nos llamen a hacer “la gira de despedida”. Esa de la que no se vuelve.
Porque si reflexionamos un poco, convengamos que tanto los sin panza y las sin arrugas como los que las tenemos, al final nos ponen en el mismo sitio. Una caja de madera cuyo resultado es por todos conocido.

Y hasta tal vez, con suerte, nos toque ser alimento de la oruga macho y hembra de Zanzíbar si es que nos entierran por esa zona….

Y por informaciones que tengo contrastadas y de 1ª mano, a estos animalitos de Dios, poco les importa que tengas arrugas o panza prominente. 

El tema para ellos es que estés allí, para alimentarse.

2 comentarios:

  1. Tocó un tema universal!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno su comentario y excelentemente escrito. Lo que Ud. comenta parece ser universal. Lo sufrimos todos/as. Los/las que no, como por ejemplo la presidenta de Argentina, que vive atendida por un cirujano plástico de dedicación exclusiva...y si no miren cómo quedó luego de la última operacion que le hicieron en el cráneo...Parace una chica de 18 años, más jóven que su hija...Aunque la cara de tarada la sigue teniendo...aunque lisita como un folio de papel.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.