Google+ Followers

sábado, 7 de diciembre de 2013

EL MISTERIO RUMANO Y LA PASIÓN POR LOS METALES






CONOCIENDO ALGUNOS VECINOS EUROPEOS

Son encantadores: cierto es que hay alguna gente que no gusta de ellos. Ni de ellas. Es más: que hasta la mayoría preferiría no verlos nunca. Ni tenerlos de vecinos… No se comprende porqué.
Analicemos a estos seres europeos y tal vez comprendamos.
Ellas: tan acomodadas bajo sus pañuelos de cabeza y faldas superpuestas; con esos calcetines multicolores y ojotas en invierno y verano. Están casi siempre embarazadas a partir de los 13 o 14 años y hasta que pueden.



Van moviendo con garbo los carritos obtenidos (nadie dijo robados) de los supermercados, a los que alguien quita el apoya manos y otros detalles para que no se sepan de qué establecimiento eran originales.

Luciendo con elegancia sus atuendos típicos
Y caminando con elegancia por los barrios, hurgando en los contenedores de basura; a veces abriendo las bolsas donde la gente deja la ropa que no usa, eligiendo lo que puede servirles y tirando desordenadamente a la calle lo que no desean…


A veces, lo hacen acompañadas por sus parejas. Ellos muy bien vestidos y alineados. Con la barba medio crecida como signo de distinción; con camisetas sin mangas, de apariencia sucias (dije apariencia, no que estén sucias…), siempre seguidos en verano por un enjambre de moscas de compañía.

Estos personajes son los que se movilizan.
Suelen tener multitud de hijos a quienes enseñan sus costumbres.
Hay otros estáticos, también son encantadores, que se ubican como atornillados, a la puerta de los supermercados, siempre con cara de sufrir. Van con un banquito, un carrito de la compra (o dos) toman posesión de la puerta, su cara de velatorio, y con una latita en la mano empiezan a saludar a todo el que entra…Buen día…o Buenas Tardes…y piden una ayuda. La gente, en general muy solidaria, les da monedas y les compra alimentos, que ellas van poniendo hacendosamente en el carrito de la compra. Al cabo de pocos días, ya vienen con 2 carritos que se van llenando gracias al espíritu generoso de los que van a hacer sus compras en el Supermercado, del que ellas han tomado posesión. Dicen las malas lenguas que estas simpáticas féminas, al fin del día, hacen más de €100  y más; los alimentos que la gente les da que luego en general revenden. Luego, envían el dinero a su país, donde se dice se construyen viviendas de todo lujo...Y tal vez se les vaya la cara de dolor permanente que tienen por acá!


Ellos: se preguntarán Uds. qué hacen los adorables compañeros de estas abnegadas señoras siempre tocadas con pañuelos en sus cabezas?

Las misteriosas camionetas blancas!
Bueno, durante el día, consiguen llenar camionetas blancas (*) de chatarra, cartones, muebles, hierro y otros bienes que la gente abandona en la vía pública. Conducidas claro está por sus maridos.

(*) Estas camionetas son un misterio porque nadie averigua su procedencia; no pagan jamás matrículas anuales, ni impuestos de circulación, ni mucho menos seguros!. De forma tal que si tienes un siniestro con ellos, mejor te arregles sólo. Porque el conductor, casi seguramente tenga licencia falsa o ni siquiera. Son un poco anárquicos o rebeldes en eso de dar exámenes, trámites y papelerío…Excepto para pedir subsidios.(*)




Además se apropian (no dije “roban”) en el metro y/o aglomeraciones de carteras descuidadas y/o teléfonos móviles, especialidad que luego enseñan a sus hijos/hijas para que sepan ganarse la vida en un futuro. También suelen tocar (mal) el acordeón y otros instrumentos en la vía pública y terrazas para "alegría" de los turistas y/o veraneantes. Cuando los vean, sugiero pongan alguna moneda en la gorra mugrienta que pasan después de cada “recital” para de esa forma, evitar las maldiciones que aunque no esté comprobada la eficacia consecuencia, mejor que no te las digan.


Una especialidad innata de esta especie es el pedido de subsidios y privilegios a la Seguridad Social de donde vayan. (*)Son campeones en la obtención de subsidios por hijos, familias numerosas, invalideces reales o ficticias, pensiones, vivienda, y todo lo que puedan conseguir pero siempre gratis. 


Como son muy sociables, cuando no entran a las patadas en algún apartamento, bloque o edificio vacío, viven en cualquier terreno que encuentren, en chabolas o "villas miserias", que construyen con chapas, cartones, plásticos, caravanas, coches inutiles, pero todos juntos, en familia. Contando sus historias de atracos y hurtos de todos los días y sus tradiciones. Sus hijos, con todos estos trabajos, no suelen estudiar.¿ Para qué?


Viven bajo techo, siempre que sea gratis todo. Luz, agua, etc
Por razones que ya comenté, los vecinos que viven en los alrededores de estos campamentos, no suelen alegrarse de su visita, porque dejan todo hecho un asco de mugriento, como luego de un picnic de borrachos...Sorprendentemente, y seguramente por obra de la casualidad, luego de su llegada, arrecian los robos, los hurtos, la desaparición de coches, las violaciones de todo tipo...Y así estos ejemplares, viven en "comunidad"; no pagan luz, ni agua, ni nada.   
Tienen como principio histórico vivir gratis, allí donde estén y sin trabajar. Para luego si los hechan, apelar a los derechos humanos y exigir viviendas sociales. Siempre aparece una ONG progre que los comprende o abogados que con tal de estar 23 segundos en la televisión, los defienden (¿?) gratis. 
Finalmente, terminan dejando todo y llendo a otro sitio, con sus inmundos bártulos, decenas de hijos para repetir la historia exactamente igual. Esa es su auténtica tradición.


Son los rumanos. Gente que si bien, podría pensarse que no gustan del trabajo, ni del estudio, ni del aprendizaje, ni del esfuerzo, siempre ocupan su tiempo en temas importantes. Por ejemplo: embarazan a toda mujer que encuentren por delante. Incluso a las suyas. Tienen todos los hijos que pueden. Criarlos ya es otra cosa. Viven 28 en una habitación. A veces en el apuro por cumplir las faenas, orinan en las escaleras por no decir otras cosas. Si tienen ventana en sus casas, tiran por ellas las basuras. Luego los niños juegan sobre ellas...

En verdad no tienen ninguna pretensión por donde viven. Les da igual. Esa es una de las más constantes características; salvo si consiguen la vivienda que sea gratis! Ahí piden de todo. Agua, luz, neveras, y becas para todos...gratis, no se han equivocado...Siempre deben conseguir las cosas de manera gratuita.

Reconozcamos que quien más, quien menos, tenemos paradojas incomprensibles en nuestras vidas...


Poseen una relación muy particular con la higiene, lo que los conduce a una especie de mugre permanente que tal vez sea un hecho distintivo en su cultura. Supongo que si la camiseta asquerosa que usan durante semanas alguien le dice cámbiatela, ellos se la quitan, se ponen otra y ahí se queda tirada la sucia. De lavar…poco o nada.
Fascinación por los metales!
Gustan de los metales: y no hacen diferencia entre el cobre (que retiran, no dije roban) de donde lo encuentren: los Ferrocarriles, viviendas, fábricas, todo es bueno. Hasta el oro, por el que sienten especial predilección y en este caso no importa de qué forma: anillos, pulseras collares, relojes. Pero lo hacen de manera compulsiva. No piensan nunca en comprarlo. Siempre lo consiguen de aquella manera. La Policía, no comprende estos gustos tan particulares, y siempre que puede se los confisca, pero ellos vuelven a empezar apenas salen de la carcel...Son obstinados y perseverantes.

También se dedican a menudeos de diversos tipos: perfumes, ropa falsificada, que comercializan en los mercadillos. Cuando se habla de trapicheo, nadie dijo droga... 

Diplomacia y persuación: si tienes una persona que te debe dinero, puedes acudir a ellos que con una diplomacia exquisita y espíritu de equipo, suelen cobrar lo que tu cliente no quería pagarte. Esto habla de su poder de persuasión. Que se queden con la mitad de lo obtenido por las buenas es su tarifa. Peor sería nada…


Una escena típica de su laboriosidad.



No los encontrarás generalmente en los bares, no no. Están ocupados en el metro verificando la documentación de las carteras que siempre encuentran (nadie dijo robadas); los encontrarás en las comisarías entrando y saliendo, siempre en grupo, en alegres corrillos, luego de haber cometido una inocentada tras otra, como por ejemplo arrancarle la cartera y una cadenita de oro a una anciana de 84 años. Luego beben como cosacos siempre en un grupo y en sus casuchas.


Gustan también de la albañilería. Es un oficio que dominan. Saben perforar una pared que casualmente, al romperla tenga una caja fuerte del otro lado, la que en general queda sin puerta y vacía de contenido en un plísplás. Eso, señores, es productividad, efectividad y trabajo en equipo.Pero la policía terca los pone presos y a esos huecos en la pared, los encasilla como "butrones". Por lo que estas criaturitas de Dios, se los llama "butroneros"...


Nadie podrá decir a partir de ahora, que son vagos, asociales, sucios y que no son trabajadores. 

Y si dicen eso, es porque no los conocen. Son los rumanos. O gitanos rumanos.

Nuestros envidiables vecinos europeos. Todo un lujo.

Para tener lo mas lejos que puedas... 

Luego más de uno se pregunta porqué no los quieren en ningún país. 
Porqué cuando aparecen, se los intenta poner lejos de cualquier sitio habitado.
Porqué no se vinculan con los vecinos, salvo que sean ellos mismos. 
Será por sus costumbres?




27 comentarios:

  1. Celebro que alguien, con una buena escritura, ironía y respeto, clarifique a estos imopresentables que creen que sólo deben compartir los progresos de la civilización, pero no participar en su construcción. Viene a mi cabeza la palabra "despreciables" y creo que es la que más acerca a sus características étnicas. No educan sus chavales, viven en la suciedad, las mujeres son una especie de esclavas sucias. Ud. corre el peligro que le enrostren el témino "xenófobo".No se preocupe. La gente bien nacida, que cree que la vida es el resultado del esfuerzo y del trabajo y de la educación, lo respetarán como lo respeto yo. Disculpe la perorata y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá lo que escribieras tuviese algo de incierto. A un amigo que a duras penas montó un supermercado de barrio, le entraron dos gitanas rumanas y le machacaron hasta que consiguieron sacarlo del mostrador mientras una le quitó los 400 euros de recaudación del día. He conocido a rumanos "normales", pero por cada uno de esos, he dado con una banda entera de salvajes. A quién no se lo crea, que pruebe a escribir "rumano" en el buscador de un periódico online de España, a ver cuántas noticias aparecen relacionadas con el descubrimiento de un nuevo fármaco y cuántas relacionadas con robos, obligar a prostituirse a compatriotas, asaltos, agresiones, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu coemntario! Escríbenos cuando quieras.

      Eliminar
  3. Deberías de decir simplemente “gitanos” pues están en todas partes. En Rumanía se nota más su presencia pues ronda los 3.000.000 millones frente a los 700.000 que hay en España. El resto, o sea, los rumanos no gitanos no son así. En España la mala imagen que tenemos de Rumania ha sido por ellos. Claro ejemplo lo tenemos en los gitanos autóctonos que a pesar de las políticas integradoras a lo largo de todos estos años, solo entienden de poner el cazo y de derechos, no de obligaciones las cuáles son solo para los payos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Azucena. Trabajo en obras. Jamás he tenido un rumano trabajando ni tan siquiera de peón. Pero si ofreciendo un mafioso servicio de seguridad para nque sus compatriotas no roben...Los gitanos nacionales son otro tema... Gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. Si es que es lo que tiene, los Rumanos no es que no quieran trabajar, simplemente no han nacido para eso..
      ¿Es esto lo que te referías Fernando?

      Eliminar
    3. Exacto. Me refería a toda una idiosincracia que es ajena al trabajo,a la higiene, a la educación y que tienen hijos que luego repiten (no podía ser de otra manera) la cultura de los padres. Saludos

      Eliminar
    4. Nuevamente el Anónimo al que borré su comentario sigue amenazando. Advierto que si existe una nueva amenza será comunicada a las autoridades correspondientes y le informo que su ordenador tiene un "DNI" que ya figura en mi archivo por el cual, será fácilmente encontrado y penalizado. .

      Eliminar
    5. He llegado a este blog despues de haber leido un reportaje a mi juicio muy interesante en la medida en que aporta una visión diferente de diferentes temas arquitectónicos. Selecciones este tema porque el titulo evocaba temas multiculturales que ingenuamente considere relacionados con la arquitectura y el arte, pero conforme iba leyendo este texto me sorprendi pensando " al final llegara un comentarios amable o una explicación" la cual nunca llego. No soy rumano, no vivo en España y no comparto su opinión en absoluto. A lo largo de mis estudios y mi carrera profesional me he encontrado a un gran numero de rumanos, ellas rubias altas y guapas, inteligentes todas, ellos galantes, algunos infantiles y todos muy correctos teniendo que justificar en muchos casos su procedencia. Es cierto que no he ido a Rumania, y cuando estuve viviendo cerca no tuve el interés real de ir, quizá por comentarios sobre malas experiencias sobre robos y mafia que llegaron a mis oídos desde el grupo internacional en el que vivía. Era 2007, las fronteras están abiertas, los gitanos que encontraron en Rumanos el lugar idóneo donde asentarse, que fueron reprimidos en la dictadura Rumana han salido de su país cuando han tenido ocasión. Hay un rumor que cada vez esta mas extendido, al ser este 2014 el año en el que se abren fronteras laborales tanto para Rumanos como para búlgaros, que ahora Rumania vive bien, vacía ya de chusma que ha decidido mudarse a Italia y España principalmente debido a sus similitudes idiomáticas. Para mi P. Es rumano, estudio su phd en Londres y ahora trabaja en Bruselas. O el tonto de M. El joven becario de 19 años con beca completa que su primer salario de la UE lo uso para irse de turismo por Irlanda ( otro país por cierto con muchos travellers nativos) y en un iPad ultimo modelo del que no se despegaba incluso para ir a algún pub. Nada que no hiciese un español con poco recursos y esa edad, en la qu e tener un iPad significase un triunfo.y disculpe, no tengo tildes, así que solo aparecen las que el corrector de esta página permite. Saludos

      Eliminar
    6. Gracias por su comentario, que no comprendo bien, pero de todas maneras se agradece el buen tono y la educación. El tema de los rumanos es sencillamente comentar lo que veo. En Barcelona piden, roban, arrebatan bolsos, trafican, se prostituyen, ocupan pisos vacíos. Esa es mi realidad. No conozco Rumanía y probablemente no vaya jamás. Saludos cordiales.

      Eliminar
  4. No todos los rumanos son así....conozco muchos rumanos superadaptados a nuestra cultura, además de currantes..... y que sienten el mismo rechazo hacia estos gitanos rumanos, que cualquier autóctono
    Usted habla de gitanos rumanos. Debería haberlo reclcado en su texto, y no de pasada, como ha hecho....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haz tenido suerte. No conocí ni uno que trabaje. Si gente que se pone en la puerta de los super a pedir limosna con cara de muertos y hacen buen dinero diariamente. Tambien los grupos que "encuentran" carteras y billeteras en el metro...Y así varios más. Si son gitanos o no, realmente no lo sé. Hablo de lo que veo. Saludos cordiales.

      Eliminar
  5. Tuve que borrar un comentario de un Sr. Anónimo por su lenguaje y falta de sentido común. Reitero: este blog está abierto al disentimiento y se puede opinar como les venga en gana. como lo hago yo., pero dentro de normas básicas de educación, sin insultos, ni palabrotas. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llamar "especie" a los residentes rumanos en España no es insultar entonces...

      Eliminar
    2. "Especie" entendida como raza o procedencia. Es simplemente una apreciación.

      Eliminar
    3. Así es como tú lo estás justificando, pero obviamente hablas de "especie" de manera peyorativa.
      Eres un xenófo pero no creo que sea ningún estúpido, de modo que sabes perfectamente el significado negativo que les estás dando.

      Eliminar
  6. Atención al mensaje que da el autor de este post:
    "Cuidado con los todos rumanos cuando vayas en coche, porque ni pagan seguro de circulación, ni ITV, ni tiene seguro de ningún tipo, o sea que si te dan un golpe no te pagan, y además, las furgonetas no las compran, seguramente las roban ya que no se sabe su procedencia"

    Menuda falta de respeto para la comunidad rumana que reside legalmente en España, paga sus impuestos, tanto a hacienda como a la Seguridad Social, así como impuestos de IBI, circulación y demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente no me refiero a los rumanos que viven y trabajan como todos. El comentario va por los otros. saludos y gracias por el comentario.

      Eliminar
  7. Don Fernando gaste su tiempo en cosas positivas no en sembrar odios que nada construyen en nuestra sociedad.Me parece perfecto que usted tenga un blog donde habla de arquitectura (pastelero a sus pasteles ) dediquele mas tiempo a hobbys positivos el tiempo pasa y pronto partira que lo recuerden con cariño y no con odio(le dedico los ejes de mi carreta ,del gran Atahualpa Yupanqui ) por cierto coterraneo suyo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El escudarse a traves de un "anónimo" habla de cierto grado de cobardía. no digo que sea su caso, pero en general es así. Fíjese: yo escribo con nombre y apellido y digo todo lo que se me pasa por la cabeza. Sin acritud. Como un simple fotógrafo de la realidad. Si Ud. con los rumanos ha tenido alguna buena experiencia, lo envidio.Las mías han sido tal y como las cuento. Así es la vida, y permitame una sugerencia . Desanonímece. Así podrá asumir sin vergüenza sus ideas. Gracias por su comentario

      Eliminar
  8. El problema es que nadie quiere darse cuenta de que el gran problema que tenemos en España es la enorme cantidad de gitanos que habitan en este país. Los gitanos,pueblo parásito,y digo parásito porque es la definición exacta de su forma de vida,ya han conseguido definir a todo un país. No pasará mucho tiempo para que todos los españoles seamos identificados como gitanos. La solución es sencilla: Esterilización.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo en relación a tu respuesta que la solución de la esterilización no pasa por la mente de casi nadie. el tema es que esta gente que tiene costumbres tan particulares como la de no trabajar, la de recibir todo gratis, la de asociarse para delinquir por familias enteras, la de trapichear con lo que se puede y con lo que no se debe, deberían realizar estas actividades en sus países y no fastidiar a los países vecinos. Y los países ricos deberían aportar dinero para que se eduquen allá donde nacieron, se formen técnicos y no tengan que dedicarse más a estas miserias de las que viven en Europa, siendo odiados por la mayoría por sus costumbres. Para que exista un parásito, debe existir el que lo permita. Y no están las cosas para ello.

      Eliminar
  9. Si yo contara lo que he visto de los GITANOS rumanos -y de los nacionales- no acababa, aunque lo de pedir con niños como pasaba antes ahora casi no se vea. Gente con tumores o deformaciones tales que parecen sacadas del siglo XVII, y que cualquiera con dos dedos de frente se daría cuenta de que no pueden valerse por si solos, tipos pidiendo "para comer y/o para sus hijos y/o con todo tipo de enfermedades", a menudo con (falsas) cojeras -y cuando son reales pasando a convertirse su pena en alegría cuando están con los suyos- pero que sacan smartphones cuando les llaman por teléfono..., clanes que "misteriosamente" desaparecen durante un mes en verano o hasta en Navidades, y que han traído que se haya tenido que vallar descampados o descansillos... la lista es larga y todo ello gracias a la UE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu colaborqción. Te invito a que cuentes lo que conoces. Nos abrirás la cabeza sobre esta curiosa raza que trata de vivir sin trabajar ni dar palo al agua. Hay rémoras por todas partes. Los tiburones las toleran porque les sacan los parásitos. Pero me pregunto:-¿éstos que soportamos en España...qué aportan?

      Eliminar
  10. Hola de nuevo. La lista es muy larga, realmente larga:

    - Hace muchos años cuando empezaron a llegar y decían que eran refugiados de la guerra de los Balcanes una de ellas no recibió ni un duro en el Metro y empezó a insultarnos ("espagnoles de merda") y lindezas similares.

    - Pareja de falsas sordomudas, también hace lo suyo, en el Cercanías. Advierto a una pareja que les va a dar dinero que no lo haga, que es falso -se lo dan igual-. Al bajarme oigo un "¡Hijo de puta!" detrás, por supuesto procedente de ellas.

    - Tipo que camina con cojera por el tren, pero que cuando es interceptado por un vigilante empieza a andar de modo normal, incluso corriendo para subir las escaleras.

    - Tipo que suele podérsele ver en la línea al aeropuerto, que va siempre con abrigo, crucifijo, una imagen religiosa en el pecho (no siempre la misma), una muleta, y el pie vendado. Acabada la jornada su cojera desaparece y se va andando tranquilamente fumando.

    - Tipa que va caminando y pidiendo con los pantalones arremangados y como si no tuviera rodillas, cuya voz de pena se transforma al sonar un teléfono y sacar un smartphone, empezando a hablar con él delante de todos -y largo y tendido-. O hablar así con otra mujer que parece también del Este, en ambos casos en rumano.

    - Tipo con muleta al que le suena un teléfono, saca su smartphone también del bolsillo y empieza a hablar con él. Cuelga y empieza a pedir "para comer" con el vaso.

    - Tipejo impresentable que va vestido descalzo con harapos y que camina por el tren encorvado y llorando. Va rechazando la comida y sólo pidiendo dinero e ignora a quienes dicen que van a llamar a la Policía. Al bajarse empieza a hacer burlas a quién le ha echado en cara su caradura, incluido enseñar el culo (sin bajarse los pantalones, menos mal).

    - Tipo con la cara y los dedos deformados, muy conocido por los habituales del Metro que va pidiendo con el "Yo no tengo dedo y no puedo trabajo", pero que luego tiene un iPhone y no le falta precisamente el dinero. Todavía recuerdo a un chico que cuando le vi aparecer y no pude evitar soltar un "Bah!" de disgusto y me empezó a gritar que no tenía empatía, que le parecía un ser despreciable, etc. Ya dijo Einstein que la estupidez es infinita.

    - Hoy mismo una chica joven con un carricoche en el que iba un niño con la cantinela de siempre e ignorando a una que le dijo que si quería comida para el niño que fuera a Cáritas, así como a quién le echaba en cara que si no le daba vergüenza pedir con un niño -alguna vez muy de vez en cuando se ve a una pidiendo con un niño al que lleva de la mano-.

    - Hoy también uno con todas las pintas de ser uno de esos con un cartel en el que decía ser sordomudo y que recorría el tren caminando lentamente.

    - Clan bastante numeroso en Carabanchel a los cuales se les puede ver pidiendo por toda la calle de la Oca y aledaños (salen en una noticia en Internet, y por supuesto salen los vecinos quejándose de lo que hacen). "Gracias" a ellos hubo que vallar la entrada de una iglesia cercana, en cuyas puertas se les puede ver durmiendo, y unos descampados cercanos -misteriosamente desaparecen en agosto y en Navidades-.

    Para acabar varios que no son gitanos (rumanos) pero que demuestran que la mejor ayuda no es dar limosna sino un trabajo:

    - Mujer de raza negra, que se recorre el tren de arriba abajo varias veces repitiendo la misma cantinela una (que no tiene trabajo y tiene dos hijas) y otra vez como un robot. Avistada en Embajadores (zona de cundas), y en las escaleras del Metro tras haber sido echada de este fumando un cigarro y con una pipa (¿crack?).

    - Gitana nacional que pide con un cartel plastificado "para sus cinco hijos, uno de los cuales tiene una enfermedad incurable", pero que se saca un smartphone de pantalla grande y cuando la van a echar del Metro se pone brava con la vigilante diciéndole que le importa un bledo que llamen a la Policía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, lo que escribes que no dudo sea cierto, refuerza mi idea que hay nacionalidades en las que algunas palabras no tienen significado, por ejemplo trabajo, dignidad, esfuerzo, educación, moral.
      Ahora te aclaro (no sé tu nombre) que ésto involucra inmediatamente recibir de los "progres" del café para todos, el mote de xenófobos y aún otros peores...Buen año 2016!

      Eliminar
  11. Hola de nuevo. Desafortunadamente todo lo que pongo arriba es real, visto tras bastantes años cogiendo el Metro, y todavía quedaban muchos que no pude meter. Lo peor es pensar cómo hay mafias detrás de la inmensa mayoría de ellos y cómo parasitando así sacarán más dinero que muchos trabajando (quien tiene trabajo al menos). Saludos.

    Feliz 2016. Y sí, asumo que ésos ilusos me llamen lo que dices pero me importa un bledo.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.