Google+ Followers

sábado, 30 de marzo de 2013

MISTERIOSOS LIDERES MUNDIALES


DOS MISTERIOSAS 

VIDAS PARALELAS

 

Nuestro "bienamado líder"
  Uno el presidente y amado líder de Corea del Norte. Kim Jong-un


El otro, hijo de la ex-Presidenta de Argentina, y amado líder de la Kámpora. Máximo Kirchner.


Sus edades son similares, no así sus estudios.


El coreano Kim Jong-un, se supone que algo estudió en Suiza (aunque todo en su vida es un misterio), no se sabe qué, pero de repente apareció en escena y es Mariscal de los 3 ejércitos de Corea. Una carrera militar sin duda fulgurante...Adquirió una simpática costumbre heredada de sus antepasados en el poder. Vamos a ver: rumores que un funcionario está descarriado? A una jaula con 120 perros de caza hambrientos con 5 días de dieta...y asunto arreglado. Como verán, mejor no tener un despido improcedente.



No está pensando KIM; solo distraído...
El Máximo, se supone y a todas luces es cierto, que apenas estudió. No terminó nada, tal vez ni siquiera el colegio secundario, pero de repente se dice que sería un posible sucesor de su madre, que tampoco terminó ninguna carrera pero se autodenominó Abogada. Yo tímidamente le agregué “Abogada Imaginaria”, en homenaje al enfermo imaginario de Molière.


El coreano, heredó de su padre, que a su vez heredó de su abuelo, las férreas y notables ideas de comunismo acérrimo y trasnochado que rigen ese país, que mantiene un record de hambruna entre su sufrida población que es difícil de superar.


Maxi, heredó de su padre y de su madre, la avaricia, el gusto por el dinero, la inconsciencia y la mala leche que guían y guiarán de futuro con toda seguridad sus actos públicos y privados.


Muchos ven en Kim la infalibilidad de los dioses, de ahí que sus designios son irrefutables. Diga lo que diga, haga lo que haga. Siempre los que están a su lado apuntan lo que expresa en un anotador


No se le conoce más afición (confesable) que la Play Station
En Maximo (al que ya se lo empieza a conocer como Mínimo por merecimiento propio) la infalibilidad le viene de casta (como al galgo). Los que están a su lado no apuntan nada, porque ni habla.

Los padres, jamás reconocieron en su actividad ningún error en la familia. Son por lo tanto perfectos y también infalibles. Tanto que al padre fallecido, no se lo llama por el nombre; se lo menciona como “EL”. Como a Dios.



Físicamente, estos dos líderes, son algo parecidos. Regordetes; con caras de cerditos, con perdón (*)... Son caras que reconozcamos, no denotan precisamente ni inteligencia ni vivacidad, reconociendo tácitamente y tal vez, que los logros que les adjudican, inexplicables, son en verdad inexistentes.

Kim curtido en 1000 batallas (de jueguitos en computador)
Un punto más de estos dos líderes de cartón que tienen en común, es el gusto por las video-consolas.  

El coreano, se dice fan del básquet. Mini, del fútbol.

Pero sí tienen algo en común que los identifica al 100%: es la jauría o tropa de palmeros acompañantes que están siempre dispuestos al aplauso y a casi dar la vida por ellos. 
En Corea con uniforme militar; en Argentina, en camiseta o como estén. Se desviven religiosamente por su líder. Como autómatas a control remoto.


Esta es la madre de Minimo, que se auto adjudicó un título de Abogada que sólo ella lo reconoce.
En el caso de Kim, el mando a distancia es su “monarquía hereditaria”; en el caso del argentino, se desconoce la procedencia de su poderío, salvo que lo que una vez dijo su madre, que podría ser en una vida anterior (sic) una arquitecta egipcia (¡!) o tal vez venga del mando de la consola Play Station que es el único tema en el que destaca.


Otro tema común en ambos es que alimentan el misterio. Será que nunca hablaron en público, ni se les conoce si tienen alguna idea en su cabeza. O si la mudez es de nacimiento. O es que no tienen nada que decir.


Pero ahí están, el uno y el otro. 

Uno, Kim, en estos días, está planeando un supuesto ataque a EEUU con misiles... que para él, seguramente debe ser un enemigo fácil a vencer…


El hermano gemelo nunca reconocido de Maxi K.
Del otro (Mini) no se sabe nada, ni en qué está, porque hace poco estuvo ingresado un tiempo por alguna misteriosa dolencia (que algunos malvados creen fue una intoxicación de sustancias aspirables vía nasal; otros dicen por un tema de rodilla) y/o porque acaba de recibir el nuevo modelo de Play Station, e intenta descifrar el texto del manual de instrucciones, para lo que es necesario saber leer un poco, y él eso, quiere hacerlo solo, lo que demuestra su tesón, perseverancia y contracción al trabajo y compromiso con su pueblo.


En esta apretada reseña he intentado (sólo intentado y sin pretensiones) presentar dos nuevos ídolos mundiales que son y serán guía y sostén de pueblos que aunque alejados geográficamente, a nivel del coeficiente de inteligencia de estos dos pedazos de líderes…son muy cercanos. 

Yo lo tengo claro. El coeficiente intelectual de estos dos prohombres debe ser el de las neveras de cualquier casa de familia. 
O tal vez, negativo (si en la escala valorativa existiera).
  
(*) Dicho esto con perdón de los cerditos.


3 comentarios:

  1. Con más perplejidad que odio compruebo que el 90 % de los comentarios en las redes sobre el coreano son pura chufla, cuidadin con estos pollos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena y profunda su comparación. Desconocía al hijo de la Presidenta argentina. Pero me atrevo a decir que cara de inteligente, no le veo, ni pidiéndolo por favor. Diría que tiene la cara de un soberbio ignorante. Seguire viendo su blogh. Saludos.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.