Google+ Followers

jueves, 12 de enero de 2012

ODIOS INCOMPRENSIBLES E INJUSTOS


PADRES versus HIJOS / HIJOS versus PADRES

Pensando en las relaciones que nos unen a nuestros vástagos llegué a una conclusión: hijos dejamos de ser, padres NUNCA.

Ahora la pregunta es:- cuándo dejamos de ser hijos? Creo, que en el momento que criamos a nuestros propios hijos. 


Antes, lo que hacemos es cuestionar a nuestros padres en todas y cada una de sus actuaciones
No importa en qué. Costumbres, familia, educación, dinero, limites, trabajo, formación, actitudes, etc.
A veces (casi siempre) de manera feroz, injusta y desmedida. 

Como si nosotros, los hijos, fuésemos los dueños de la verdad
La mirada del odio

revelada, y nuestros padres, gente que no comprende nada. Casi como si fuesen extraños. Y nos invade un aire de desconfianza y superioridad que no veas…Que se nota en la mirada.

Lo que tal vez no sabemos, es que con el paso de los años, serán cuestionados EXACTAMENTE de la misma manera. Feroz, injusta y desmedida.


Los padres por ello, creo que tenemos que ser tolerantes y darles a estas críticas feroces y desmedidas, el valor que tienen. 

El de un estallido emocional, que con el tiempo se atenuará y que tal vez, y finalmente, se convertirá en comprensión.Pero eso pasará cuando ya seamos abuelos. O cuando ya no estemos.

Y el proceso, fatalmente, se repetirá. No hay como detenerlo.

5 comentarios:

  1. Su propuesta parece interesante, pero díganme: quién no ha tenido problema con sus hijos e hijas?
    Cuando tenían 3 años, o 15 o 30? Los hijos son siempre un problema, que a veces dan satisfacciones pero con los que SIEMPRE estamos en falta. Siempre les debemos algo. Nunca es suficiente lo que se les dió ni a los 3 ni a los 30 años. Es una cruz que debemos soportar hasta que desaparezcamos. No es un lindo final para mi comentario, pero coincido con Ud. Buenas tardes!

    ResponderEliminar
  2. Que tema....de mi rol de hijo recuerdo: cuando solo nuestros padres podian tocar el televisor,cuando ellos determinaban que habia que renovar nuestro vestuario,cuando debiamos guardar silencio a la hora de la siesta.Los que rondamos los 50,convivimos con hijos de un mundo globalizado, nos tratan como a iguales.Quiza ellos no nos odien tanto como la mayoria de nosotros odiamos a nuestros padres.Cuanto quisiera ser hija ahora,y decirle a mis padres que todo es cuestion de amor,que el concepto de hijo cambio,que la familia es lo unico importante,y si aun asi nos odian,sera porque ese odio forme parte de la naturaleza humana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que la palabra "odio" es un poco, por lo menos, desmedida. Creo que la juventud es como la estatua de la justicia, pero sin la balanza. Cuando se consigue la balanza, se aprende a ser agradecido y a ver las cosas, con los mismos ojos, pero con una mirada diferente. Lo triste es ver, que algunos ya la tienen y no la usan.

      Eliminar
  3. No me cabe duda que ese sentimiento de "odio" es inherente y viene con el género humano Anita Rosa. Yo lo tuve hasta mis 38 años, donde tuve un fuerte planteo con mi padre. Luego de esa conversación me amigué con él y seguimos así, amigos, hasta el final de su vida, muerte que lamenté más que todo.
    Por eso me parece que la bronca que nos puedan tener es natural e irrefrenable. Pero pasará; así espero...

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.