Google+ Followers

jueves, 24 de febrero de 2011

GADAFI y el DICTADOR DE COSTA POBRE



A veces se me da por hacer comparaciones.
A veces son graciosas.
Tal vez este no sea este el momento pero que no lo puedo evitar.

Había en Argentina un capo-cómico que se llamaba Alberto Olmedo.

Este gran cómico, dentro de su galería de personajes, hacía uno, que a pesar de no tener nombre (se le llamaba Excelencia), su cargo era el mandamás ó de Dictador de Costa Pobre, en la ficción un desconocido y paupérrimo país bananero del 3º mundo, sumido en la más profunda de las miserias.

Este fantoche, siempre vestido con una gorra militar y un frac de color rosa con una banda presidencial que decía “Tus amigos“ (a la manera de las coronas de flores de los velatorios) y con medallas en el pecho ganadas en batallas inexistentes, transcurría sus sketches en una escenografía desopilantemente “kitsch” donde se destacaba un busto en bronce, de alguien que era tal vez un antecesor  y a quien el Dictador hablaba y /o pedía consejos… 
También había plátanos que eran los frutos y sustento de ese país de opereta. Todos los “conflictos” eran graciosos e inconcebibles (le declaraba casi siempre la guerra a Estados Unidos… para luego desistir); pero luego de las risas hacía reflexionar, a algunos, en la precariedad e ilegitimidad del poder cuando está en manos de un demente.
Pero era graciosísimo. No se podía parar de las carcajadas que este actor generaba. Sólo verlo en su atuendo ya te reías…

Bien.

Nunca sabré en quién se inspiró el autor del programa para inventar este “Dictador”, pero mucho me temo, que pensara en el “Coronel” Gadafi

Al igual que a Gadafi, al “Dictador” de Costa Pobre, le gustaban las mujeres, era corrupto, mentiroso, excéntrico, esperpéntico, y ridículo.
Sólo tenían una diferencia: uno mataba de risa; el otro mata de verdad.

Final: El actor que hacía este personaje terminó muriendo de una manera terrible (tirándose desde un balcón).

Al “Coronel” le espera un final, probablemente parecido. Pero tal vez, no sea por su mano.

De algo estoy seguro. No se encontrarán nunca en el cielo
Y si se encuentran, tal vez ni se saluden. 

Que así sea


5 comentarios:

  1. Acepto cualquier comentario. Sin embargo, parece una rutina de tu parte, poner calificativos agresivos hacia mi persona. Eso no está bien. Deberías avergonzarte de escudarte en el anonimato para decir estas barbaridades. El blog está abierto, pero no para insultos o descalificaciones sin sentido. Preferiría cambies de actitud, porque los demás que leen este blog, no tienen porqué aguantar tu histeria.
    Que te mejores.

    ResponderEliminar
  2. Muy Sr. mio,

    hoy 5 de marzo de 2011 se cumplen 23 años de la desaparición de Alberto "El Negro" Olmedo.

    Saludos desde Benidorm.

    ResponderEliminar
  3. donde estan los insultos que yo los lea?

    ResponderEliminar
  4. Hola: los insultos, no están permitidos en este blog. Se puede disentir sin agraviar. Gracias por tu comentario y seguimos en contacto.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.