Google+ Followers

viernes, 29 de octubre de 2010

MUERTE DE UN PRESIDENTE


El título no es un error. Se trata del Presidente consorte de Argentina. Ya se que no es un título ortodoxamente vigente en el listado del Protocolo y/o Ceremonial de ningun estado.

Pero en este caso es vox populi, que se trata de una realidad. Este señor, nunca dejó el poder.

Me refiero al difunto Nestor Kirchner, fallecido hace pocos días y creador de una fallida dinastía hereditaria que no pudo ser por un inconveniente insuperable.

La muerte.

Kirchner apareció en Argentina en un momento muy especial de la historia de ese país (crisis del corralito, una economía destrozada, los ahorros apropiados por el Estado, un presidente electo que se escapa en helicóptero y deja el poder acéfalo; enfín algo desastroso). Puso las cosas en orden, siempre acompañado por su esposa. Porque de él se podrá decir mucho, pero ha sido un "familiero" confeso.

Sin su mujer nada. Con Cristina todo.

Luego de 4 años, no se presenta a la reelección, pero si su compañera. Asi se pensaría (digo yo) generar la dinastía. Porque luego aparecería su hijo Máximo para seguir la política de: "ahora me toca a mí; luego a ti". Y de esa manera, tal vez perpetuarse en el poder que era uno de sus mayores intereses confesados.

Como todo personaje omnipotente e infalible, tuvo una actividad desenfrenada, superando los estándares que clínicamente permitía su cuerpo. Se peleó con medio mundo político-económico y de la prensa.

Los adversarios pasaron a ser enemigos
y en esta pelea y por las tensiones generadas, ganó la muerte.

Se puede pensar que tuvo suerte hasta el final. Se ahorró, según parece, multitud de juicios que le esperarían si no ganaba "in eternum", las elecciones (tal vez de ahí su avidez desmedida)por el poder.

Con su compañera, afrontó los destinos del País y comandó una desenfrenada carrera por el incremento de su patrimonio, al que por jueces complacientes, nunca se lo citó a explicar. Y cuando lo hizo, daba sonrojo las explicaciones...

Transfirió una cifra millonaria de dólares cuando era Gobernador en su Provincia
del Sur del País a (nada menos) que SUIZA; nunca se explicó claramente si ese dinero lo repatrió o se quedó en ese hermoso país.

Tampoco se explicó nunca, si su compañera terminó efectivamente sus estudios de Abogacía (casi todo hace suponer que no). Entre otras cosas porque no hay compañero alguno de carrera que la recuerde en las Claustros; ni porque tampoco se permite ver el legajo de estudiante de la Sra. Cristina (cuando todos sabemos que los lejagos de estudios y títulos obtenidos son públicos y los puede revisar cualquiera que sepa leer.)

Pareciera que una mentira tapa otra y así.

Generó pasiones a su favor y enormes odios en su contra como todo líder político.

Muchos lloran su muerte. Otros dan rienda a su desenfrenada alegría.

Queda su mujer y todos nos preguntamos si tendrá capacidad para goberner sólo, sin que su titiritero, le siga dictando los procederes.

Tal vez, todavía, hasta nos llevamos una grata sorpresa.

3 comentarios:

  1. Dios, en su inmensa sabiduría se lo llevó antes de que pueda disfrutar todo lo que nos robó.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Este blogg, permite que cualquiera persona exprese lo que piensa. Sólo se ruega educación y respeto a las palabras, al lenguaje, en fin a nosotros mismos.
    Saludos cordiales!
    Fernando

    ResponderEliminar
  3. No estoy de acuerdo Dios al llevárselo permitió que una mentira oscura se convirtiese en un relato mitológico. Y seguimos sufriendo las consecuencias.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.