Google+ Followers

martes, 12 de enero de 2010

MARADONA o el disgusto de la ignorancia.


Es inútil. No puede con él mismo. Se cree lo que dicen de él.

Lo que dicen que fue como jugador. Ni más ni menos. Un dotado.

Pero allí termina todo y empieza un error. Darle responsabilidades!.

A alguien que fue casi toda su vida un irresponsable: con su famila, consigo mismo, con su salud, con su patrimonio, con sus mujeres, con sus hijos, con su fama.

Con sus haceres y con sus dichos.
Una gloria que fue, pero ya no.

De este error surge el que sea técnico de una Selección de Futbol a la que llevará, mucho me temo, al mismo fracaso que es su vida.
Sin norte, sin objetivos claros, sin conocimientos.
Apoyado sólo en su soberbia y en su supina ignorancia. En sus desplantes.

Con sus frases que a más de uno le causan gracia y a la mayoría nos dan vergüenza.

Ese es el error que comete Maradona.

Ahora el error que cometemos los demás, es darle valor a los dichos de este personaje que más parece de gran guiñol, que de un deporte del que fue su máximo exponente.

A mi me da un cierto odio (mezclado con pena) sentir a dónde llevará Maradona previsiblemente este emprendimiento.

Si las autoridades no toman a tiempo y en cuenta el clamor de la mayoría de gente con sentido común, y se consigue que se vaya y sólo vuelva a jugar en esos partiditos inofensivos, dando destellos de lo que fue...o en reportajes donde lo que diga tenga la repercusión mediática esperada pero no importantes por su contenido.

Háganle saber que lo mejor es dejar de estar representando un papel que dará mas tristeza que alegrías.

Y cuando éso suceda, Maradona conseguirá que lo odie un poco menos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.