Google+ Followers

martes, 15 de septiembre de 2009

LA SAGRADA (y PESADA) FAMILIA de Barcelona y Walt Disney



Barcelona tiene como ciudad cosmopolita, innumerables encantos.

Algunos realmente preciosos e indiscutibles. Su ubicación geográfica, su Costa Brava, los Pirineos, el Penedès (la zona de viñedos), su permanente progreso edilicio, sus Congresos que nuclean miles de personas; ser la locomotora del diseño industrial y el orgullo que tienen los Catalanes por el idioma y sus costumbres.

Otros encantos, empero como mínimo, se podrían considerar discutibles.

Hablo de la idealización de "artistas" como el Sr. Tapies (un verdadero esperpento, pinte lo que pinte, haga lo que haga).

Otro el Sr. Bofill, que hace arquitectura desde el marketing más salvaje, acabando sus obras de la peor manera que se puede y cobrando fortunas por sus proyectos.

Otro el cocinero Ferràn Adriá, maestro en la venta de aire y nitrógeno deconstruídos y que te quedes con hambre en su Restaurante, luego de haber dejado medio sueldo y haber esperado 4 meses para tener una mesa...Un maestro.

Pero el más odioso es el Arquitecto Gaudí. Compendio del profesional del capricho, del dispendio inusitado que por poco hace quebrar financieramente a su Cliente-Mecenas.

Y de forma especial la obra "cumbre" de este escenógrafo (que no arquitecto):

LA SAGRADA FAMILIA

Inconclusa desde hace 80 o más años. Sin planos para acabarla (salvo los que puntualmente aparecen por "milagro divino" cada tanto).
Esta obra es "la perita en dulce", la "guinda" que corona la obra de este personaje, el Sr. Gaudí.

Este Arquitecto ídolo de los turistas japoneses, y de todas las nacionalidades, que van a verla como quien va a un zoo donde hay animales raros.

Algunos miran con incredulidad, otros con admiración y los más pensando: - ¡¡qué es esto!!
Que tiene este mastodonte sin terminar para venir especialmente a hacer el tour y perderme una mañana...pudiendo ir a tomar el sol...

Porque, convengamos: no es el Partenón con su magnificencia y proporciones a pesar de su destrucción. No. No lo es.

Es una especie de castillo de arena, realizado por un niño imaginativo, que podría ser una iglesia o la entrada a un Parque Temático de la Warner Bros.

Es que se suponía y se supone, que el producto final sería un templo, o una Catedral...obras que deben tener un espíritu acorde. Lejos de lo carnavalesco.

Una de las fachadas es trabajadísima, como de arena derramada y graciosa. La fachada opuesta (de la que no hay ningun plano) se le encargó a un escultor y es totalmente distinto. Aún peor, con esculturas minimalistas, figurativas, como que se tratara de otro templo. Lo que agrega más confusión al conjunto...

Imagino que mi colega, el Sr. Gaudí, hoy por hoy y por sólo esta obra, bien podría ser el Arquitecto de Walt Disney.

Y mi "odio" se transmite a todos los que continúan con la liturgia del mantenimiento y terminación de algo que debió haber quedado inconcluso, como lo dejó su creador.
Para no seguir el disparate. Pero presumo que son muchas las personas que están prendidas (con perdón) a la "teta" inacabable de este "Maestro" y de esta Obra que merece este comentario.

Para terminar un consejo: en vez de perder el tiempo y el dinero en ver "esta joya", mejor quedarse con las fotos, y de una camiseta donde total no se aprecia demasiado...

Ahora si van...no me digan luego que no les avisé.

2 comentarios:

  1. Mucho abalorio para ser una Catedral. El edificio es más parecido a una construcción realizada por el Circo del Sol que por un arquitecto...

    ResponderEliminar
  2. A mi me parece el monumento mas bello del planeta. Y si hay planos de la fachada de la Pasion.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.