Google+ Followers

domingo, 17 de julio de 2016

¡QUE ASCO EL ISIS O EL DAESH O COMO SE LLAMEN!


¡ QUE ASCO DE GENTE !



No soy ultraderechista. No soy xenófobo

De hecho todo el mundo que me conoce sabe que yo mismo he sido inmigrante desde Argentina a Barcelona, hace 26 años. 

Mal podría escupir para arriba...

Pero lo sucedido en Niza escapa a toda lógica. Los descerebrados del ISIS o del ejército Islámico o el DAESH, o como se llamen, creerán que ésta barbaridad que cometieron, es un éxito. 

¿Hasta cuándo se soportarán estas sangrientas bofetadas sin tomar una respuesta acorde?. Llámese expulsión, destierro o como quieran denominar.

Convengamos que cuando tenemos un cáncer en nuestro cuerpo, no negociamos con él. No le ponemos buena cara; no lo alimentamos ni le damos educación. Ni lo pretendemos y con razón. Se lo ataca y se intenta destruirlo de raíz para recuperar la salud. 

Los profetas del odio
Con éstos NO seres humanos (porque sin duda no lo son) la solución debe ser parecida. Sacarlos de nuestro cuerpo social. Solo sirven para odiar y destruir. Porque son un cáncer que se expande de manera descontrolada.

Irrumpen estos musulmanes por oleadas en nuestas ciudades, auto-expulsados de sus países donde viven en la mugre, la ignominia, la falta de justicia y el extremismo. 

En vez de agradecer la acogida, pretenden a partir de éstos hechos horrorosos, convertirnos a nosotros, los infieles, en lo que ellos intentan dejar de ser.

Inexplicable paradoja.

Porque qué bien aprovechan la salud pública gratis, la educación gratis, los subsidios para que vivan como gente en vez de sus horribles viviendas compuestas por un ambiente mugriento donde duermen, comen y gestan sus inumerables hijos. Uno tras otro.

Y entonces es cuando una vez recibidos de nosotros los "infieles" estos dones, conspiran para matarnos de las maneras más crueles; bombas en vehículos de transporte público; ataques indiscriminados en cualquier sitio donde haya preferentemente mucha gente como discoteques, fiestas nacionales, aviones de turismo, hoteles, espectáculos, cohetes.

Imagen de Niza: la muñeca de una nena fallecida
¡Y matan y siguen matando mientras eso si, siguen disfrutando y que nadie les quite los privilegios de la civilización occidental! Pero eso sí: sin aprender el idioma, manteniendo sus horribles vestimentas y costumbres, condenando a sus mujeres a una consideración inferior a un animal de compañía y que sólo sirven para engendrar año tras año hijos; pobres ignorantes que desean que sus hijos se conviertan en mártires-héroes, reventados en mil pedazos por un elegante cinturón repleto de explosivos y clavos para matar cuantos más mejor. 

Las madres encantadas con ese hijo muerto que estará a la derecha de Ala...y dispondrá de 53 vírgenes para sus placeres. Luego de enterrado el "martir", rápido a casa a abrirse de piernas nuevamente para engendrar a todo tren otro hijo que reemplazará en 9 meses al que reventó por los aires. Y así hasta que no puedan más. Las mujeres es lo único que hacen.

Eso es el musulmanismo que nos toca soportar porque Ala es grande... 

La Sra. Marine le Pen, próxima Presidenta?
No faltarán los políticos y los progres que consideren que se debe seguir con las fronteras abiertas a cualquiera, a asistir refugiados de guerras inverosímiles, en las ONG que se ocupan de éstas personas y ven la xenofobia hasta abajo de sus camas...

Me gustaría ahora que vieran un vídeo de cómo educan estas bestias a los niños y como al final de la escuela primaria hacen el tradicional acto-teatral de despedida, en un espectáculo que sobrecoge. Tómense dos minutos para verlo y comprenderán más, que es lo que pasa y porqué pasa. Va el link:

 
 Ayer fue nuevamente Francia, (que acogió la mayor cantidad de musulmanes de Europa) la que sufrió un ataque donde murieron 84 personas que festejaban la fecha patria del 14 de Julio. 84 personas humanas, con muchísimos niños, abuelos, novios, esposos.

El Sr. Donald Trump, próximo Presidente?
¿Mañana nos tocará a nosotros?.

Esto será así, al menos que los políticos preocupados sólo porque nadie les toque sus sillones y privilegios, se depierten y hagan actuar el sentido común o las leyes o lo que sea, para que este triste guignol termine.
 No nos merecemos éstas funciones patéticas de un teatro que no está para representar estas injustas obras.

Luego no nos sorprendamos si en 10 meses la Sra. Marine Le Pen sea Presidenta de Francia; o que en Noviembre próximo el Sr. Donald Trump se convierta en Presidente de EEUU.  Ya el Sr. Boris Jhonson es el Canciller del Reino Unido...

domingo, 3 de julio de 2016

EL EXITO DE UN FRACASO

Confieso que desconozco totalmente porque un partido político tiene  éxito.

Logotipo del Partido de Estudiantes (con o sin Coleta)
Pero imagino porqué fracasan.
Me refiero en España y al porqué del derrumbe de Podemos o de Unidos Podemos, o como se llame la próxima vez.

Cuando se tienen ideas atrasadas más o menos 70 años, ésta es la 1ª garantía de fracaso. Ha pasado mucha agua desde los primeros años del siglo XX hasta ahora. Por más que se quiera barnizar esas mismas ideas de un contexto de modernidad que el público, las masas votantes, finalmente descubren.

La 2ª condición para que se fracase en un emprendimiento político es intentar convertirse en "Traductor" de las necesidades populares; como una especie de "iluminatti" que viene predestinado por sus dones a entendernos y resolvernos todos nuestros problemas. La gente será inocente pero no boba. La mayoría hemos vivido escuchando promesas que finalmente fueron como intentar escribir sobre el agua.

La 3ª condición para fracasar, es la soberbia. El actual responsable de ese partido, es un Profesor Universitario, encantado de conocerse, una especie de lobo, últimamente vestido con piel de cordero. Y los que están con él en esa manada, la mayoría intelectuales, siguen su ejemplo.

Es complicado distinguir entre inteligencia y aptitud. Puedes tener la primera pero la segunda no se consigue a los gritos ni con el engaño de promesas peligrosas.
Orígenes supuestos de la financiación de esta estudiantina.
Tampoco cuando te enteras que la financiación del partido parece venir de las oscuras entrañas de una dictadura como la Venezolana, enmascarada en informes y estudios muy difíciles de creer, por su temática y por la valorizacion de los mismos en un mercado donde los precios son bastante bien conocidos.

La gente, precisamente, en ese momento donde va a tomar la boleta para votar, aunque no lo haya pensado antes, suele tener una "iluminacion" instantánea que la hace escapar de tanta palabrería hueca; de tantas promesas; de tanta postura infantil, propia más de una estudiantina universitaria que de una propuesta sólida. 

El cerebro es el Sr. Iglesias  (a la derecha)

De ahí el éxito del fracaso de Unidos-Podemos. Un partido que, vaticino, estallará por el aire, o se disolverá como un azucarillo en el café si persiste en tratar de convertir la Política en las Asambleas del Centro de Estudiantes de cualquier Colegio o Facultad de comienzos del siglo XX.

Y a sus engolados dirigentes, con o sin coleta, con pantalones vaqueros y camisas de Supermercado, les quedará, al menos, decir: ¡-nuestro fracaso fue todo un éxito!.

jueves, 26 de mayo de 2016

¿OKUPAS: UNA PLAGA URBANA?



PORQUE TENEMOS QUE SOPORTARLOS?

Un ocupa en plena y febril actividad.
Sé que este comentario traerá cola, improperios y demás. Pero intento ser honesto con mis ideas.


Recién escucho en un programa de tertulia política un diálogo con un ex alcalde de Barcelona, autor de una medida incomprensible y que además justifica como si los que escuchamos fuésemos idiotas.

Todos conocemos al movimiento OKUPA, que con diversas excusas toman edificios vacíos y los usan para diversos temas: acercamiento al vecindario, hacer fiestas, talleres de pintura donde en general van ellos mismos o sus pares, hacer fiestas, charlas sobre temas re e irrelevantes que sólo les interesan a ellos, hacer fiestas, actos políticos, hacer fiestas etc.


Otros agradable personajes de los ocupantes...
Para los que no sepan la intimidad de este “movimiento”, es que la ocupación de las propiedades se hace sin violencia y en edificios vacíos, a partir de lo cual se “cuelgan” de todos los servicios, agua, electricidad, gas, etc. Además, por razones “programáticas” no pagan el alquiler (más faltaría….). En otras palabras viven a su aire, mientras no los echen los cuerpos policiales por denuncias de los vecinos o porque el propietario del edificio ocupado se harta de las negociaciones con personas innegociables, porque lo que pretenden es vivir en general sin trabajar, sin pagar nada, sin hacerse cargo que el resto de los seres humanos SI tenemos que hacernos cargo.


Hasta acá el planteo general del tema. Volviendo al ex Alcalde de Barcelona hoy, nos enteramos que este señor, usó los fondos de Ayuntamiento  para pagarle un año de alquiler al Propietario para que los dejara usar la propiedad, gastando la bonita suma de €64.000 y así se mantuviese la paz vecinal. Lo que no dice, pero los periodistas lo han sacado a relucir, es que había una elección próxima y al Alcalde no lo convenía tener escándalos porque eso, suponía, le haría perder votos. De todas formas, no fue reelecto…

Personajes típicos de esta tribu.
La Alcaldesa actual no hizo tampoco nada relevante para solucionar estos temas. Un juez decretó la devolución de la Propiedad a su dueño por impago de alquileres y se produjo un enfrentamiento entre los ocupantes y la policía, donde 5 policías quedaron heridos. Ademas quemaron contenedores e hicieron daños en el mobiliario urbano. Bonita gente!


Me pregunto: cuál es el motivo para que tengamos que mantener estos vagos y vagas, que no trabajan, que no producen ningún servicio más que alimentar su hedonismo, basado en consumir gratis y tener una vida de tribu o comuna como en los países del África profunda?


¿Cuál es la razón por la que se deba ver con simpatía una caterva de desharrapados que intentan como el clavel “vivir del aire” (*) y que convierten la propiedad ocupada en una horrible toldería colorida? ¿Por qué no se les envía a Institutos de Adecuación a la vida ciudadana del siglo XXI, para que se los reeduque y tomen conciencia de la realidad que es muy diferente a la que ellos plantean? Donde se les enseñe que los servicios hay que pagarlos, que no se puede ir rompiendo puertas para ocupar edificios vacíos, aunque lo estén y que hay que trabajar y colaborar con la sociedad pagando los aportes en forma de impuestos que pagamos todos. Que aprendan que el derecho de la Propiedad está garantizado por la Constitución y no está sujeto a las trasnochadas ideas pseudo revolucionarias que detentan…
Así quedan las propiedades ocupadas...una joya

En síntesis: si se quieren dar esta vida, que se la paguen y que no cuenten con fondos ni subsidios del Estado. Que hay temas mucho más importantes que estar alimentando a estos personajes que viven para la diversión y sólo para ellos mismos.


Y que se enteren que el movimiento hippie hace más de 50 años desapareció y no parece ser el momento de revivirlo.
_________________________________________________________________________

(*) Clavel del aire: una planta cuya descripción adjunto: https://es.wikipedia.org/wiki/Tillandsia 


lunes, 11 de abril de 2016

PROFESOR SE ESCRIBÍA CON "P" MAYÚSCULA

¿LEO Y APRENDO... O MEJOR LE DOY AL BOTÓN?


Esta creo debe ser la disyuntiva a resolver por los estudiantes de hoy.
Para explicar el tema, prefiero hacer una breve síntesis de la historia reciente de la educación.
Al Profesor se le respetaba por si mismo. El alumno aprendía.
SIGLO XX: cuando yo estudié (y antes) el tema no era tan complicado (y ahora tampoco). Estaba el Profesor, con P mayúscula. Y luego los alumnos. El trato reconocía la natural jerarquía de quien enseñaba y del que aprendía. El Profesor era un guía viviente, frente a nosotros, con quien podías plantearle, a veces, hasta tus temas personales de adolescente en formación, más allá de la materia específica, que dictaba. Estaba allí. Y uno con todo respeto, le hablaba y le escuchaba. Lo que el “profe” decía se podía discutir, pero desde el conocimiento, no desde la verborrea. El Profesor no era tu amigo del café. Era una persona que sabía, que tu reconocías, que tu respetabas y que luego de acabado el tiempo lectivo, o lo seguías viendo o te quedabas con el recuerdo de sus consejos. Ni más ni menos.Toda tu vida.
El sistema de enseñanza era que tomabas apuntes, anotabas pulcramente los libros que recomendaba; en la Biblioteca y/o en tu casa los leías. Luego presentabas tus conclusiones al profesor que las evaluaba y te ponía una calificación o nota. También había exámenes orales donde debías explicar sin ayuda de papeles ni de textos tu saber. Solo tenías al Profesor y una pizarra donde desarrollabas el tema. Y tus compañeros que escuchaban con atención y en silencio. Te esforzabas.
Normalmente concurrías a Bibliotecas porque el ambiente allí era de silencio y motivaba a leer, concentrarse. Recuerdo inclusive alguna biblioteca en mis años, donde se podía fumar. Además del humo, se respiraba concentración y respeto por las tareas.  
El bibliotecario era un aliado. Eran unas personas cultas, sonriente en general que te fomentaban la lectura, porque “él lo había leído” y te interesaba en el desarrollo del libro que te llevabas a veces a casa y tenías que devolverlo impoluto en la fecha convenida. No era un Administrativo despacha libros. Era un consejero cercano.
A veces, se te pasaba por olvido la fecha de entrega y él lo dejaba pasar con un aparente gesto de molestia, pero nunca de odio. Y hasta a veces, ponía, luego de guiñarte el ojo, en la ficha del libro la fecha de hace dos días atrás cuando debías haberlo devuelto sin penalizarte… Estabas frente a gente, no a ordenadores útiles pero fríos e implacables.
El Profesor era un apoyo en nuestro crecimiento.
Ahora: el criterio cambió mucho; el profesor se escribe con minúscula a todo efecto. No es una autoridad natural basada en el conocimiento y en el respeto que se le debe tener. Se lo tutea, el alumno cree que es un amigo, un poco más adelantado y no se produce la magia que significaba (y significa) lo que se llama “transferencia. 
Y es un error. Porque el docente está para dar conocimiento, ser escuchado y cuando se sepa algo, discutido. 
Por mi experiencia como Docente Universitario he sufrido este tipo de situación. Se sobre entiende que el alumno es el que debe con serenidad, respeto y esfuerzo, aprender. 
Cuando se confunde esta sencilla ecuación el sistema tambalea a la sola espera que un viento suave lo tumbe. 
Si a eso le agregamos que ahora el estudio suele tener una palabra mágica GOOGLE, comprendemos que el esfuerzo del estudiante ha bajado a límites insospechados. Salvo en los doctorandos, la búsqueda de conocimientos en libros se ha reducido casi un 90%. 
En las bibliotecas el interés es que haya WIFI. Los empleados están sentados en un ordenador e indican fríamente al alumno o al lector en qué estante se encuentra lo que necesita. Ya no te lo da el libro en la mano como antes, con un consejo o un comentario que siempre se agradecía. Firmarás en una pantallita y a tu casa…o a la mesa del lugar. 
Creo que no por ser yo una persona mayor, evalúe que este cambio negativo consigue hacer olvidar que los conocimientos están derivados por partes iguales del esfuerzo tanto del Profesor como del Alumno. Donde es el alumno el que debe esforzarse humildemente para aprender y recordar la materia.  ¡El Profesor ya lo hizo antes!
Estoy totalmente seguro que Google y otros portales funcionan como las antiguas Enciclopedias generales. Y sé que es mucho más sencillo encontrar casi todo en ellos con mucho menos esfuerzo que sacudir el polvo juntado en el volumen, buscar un índice y encontrar el artículo. 
Pero ese tiempo que ya no se pierde, va en desmedro de lo que mentalmente reflexionábamos hasta encontrar el dato que necesitábamos. Y era útil.
La informática: ¿amiga o enemiga?
Además pareciera que la enseñanza pasa por una pantalla y no por la persona que sabe. Soy de los que me encantaría saber cuántos aprendieron por ejemplo un idioma frente a una pantalla, llena de colores y dibujos y poco texto. ¡Esto puede servir para enganchar incautos que creen que un idioma se aprende frente a un monitor del que sale una voz meliflua y que tú por solo verlos y escuchar aprenderás algo! Te aburrirás pronto de los dibujitos, de los textos, de la repetición de tus respuestas que nadie escucha, verás que tus progresos son escuálidos y al cabo de muy poco tiempo mandarás al demonio el sistema y buscarás un sitio donde encuentres una persona de carne y hueso, que te hable y enseñe. Y ahí SI APRENDERÁS. Si lo necesitas, claro. 
Luego buscarás un portal donde vender la Colección de CD “milagrosos” de aprendizaje seguro de idiomas en 3 semanas…y aparecerá otro incauto que te lo comprará por la 3ª parte de lo que gastaste.
En síntesis: sin esfuerzo, sin transferencia docente de una persona que te enseñe y te guíe, mal lo tendrás si realmente quieres aprender. 
La autoridad del Profesor es y seguirá siendo INDISCUTIBLE
¡Ahora si quieres perder el tiempo, no te esfuerces y no lo dudes; aprieta el botón y listo!

jueves, 7 de abril de 2016

EL INVASOR



EL INVASOR

Hacía poco tiempo que su mujer lo notaba raro. Tal vez, pensó, algún mal amigo lo influía.
Pero no fue una amistad buscada. Se presentó o como decía su esposa: -“apareció”.

No fue de fácil aceptación para nadie, pero él parecía no darse cuenta, ni darle importancia.
Poco a poco, nuestro personaje fue perdiendo iniciativa, mientras el otro las tomaba.
Día a día se entrometía más en la familia.

Era cansador. Realmente muchas veces hacía perder la paciencia.

Querían alejarlo de ese indeseable que estaba cambiando al hombre que todos habían conocido. Pero no se podía hacer casi nada.

Se les dijo que había que tener templanza, que no había que bajar los brazos; que así como nadie lo buscó, no se iría más y que habría que considerarlo ya como un miembro de la familia, para desgracia de casi todos. Porque eso, no tenía solución.

Él no se daba cuenta de casi nada. Vivía como en otro mundo, sin preocupaciones, en silencio. Casi sin memoria. Sin tensiones.
Y casi sin afectos. No recordaba nada. Ni de su trabajo, ni de sus hijos, ni de sus nietos.
Sólo parecía compartir algo con ese indeseable…

El afecto y respeto que había ganado en su familia a lo largo de los años, se perdía irremediablemente; semana a semana. Su pasividad y desinterés agotaba. No era el mismo.
Su mujer ya también parecía otra y desmejoró su salud. Había perdido hasta las ganas de vivir. No podía creerlo. Su hombre, con quien había fundado la familia y educado sus hijos; que había sido toda actividad, fuerza y coraje, convertido en una especie de mueble sentado, con la sonrisa perdida o un rictus indescifrable pero triste.

Hizo una reunión con toda la familia y tomaron la decisión.
 
No podían sufrir más. Habían perdido la batalla contra el INDESEABLE INVASOR, que también se presentó y dijo su nombre: Alzheimer.