Google+ Followers

jueves, 1 de diciembre de 2016

EL AMIGO

EL AMIGO

A Carlos
_______________________________________________________________________

Aterrizó en esa ciudad.

Tenía un solo objetivo. Visitar a su amigo.

También quería visitar a su compañera, porque su amigo estaba muerto.

Por la distancia donde vivía, no pudo estar con él en sus últimos momentos. De todas maneras, pensaba, había sido una muerte anunciada. Fumaba y fumaba. Su mujer también. Murió de un previsible y nada sorprendente cáncer de pulmones.

Habían tenido una larga amistad. A veces separada en el tiempo pero el teléfono acortaba distancias.
Se querían, se respetaban. Eran de distinta formación social y cultural, no tenían casi nada en común, salvo el afecto y el respeto mutuo. Es lo que consigue la amistad, ese bien tan escaso. Por eso nada importaba de donde venía cada uno. Y así se daban las cosas.

En sus encuentros, habían tenido largas conversaciones sobre lo humano y lo divino. Al visitante le gustaba la espontaneidad del otro. Su sentido común, sus opiniones sobre el tango y la vida, y que para él no había sido fácil.


A su viuda en cambio la conocía desde hacía muchísimos años; habían sido y eran colegas de Universidad. Habían generado una amistad muy fuerte desde esa lejana época y desde incluso un matrimonio anterior que ella había tenido antes de conocer al amigo.

Se instaló en un hotel; pidió un taxi y fue hasta el Cementerio a visitar la tumba del amigo. Era la tarde; el viento acariciaba suavemente el follaje de los árboles y el sol era buen compañero en esa tarde de invierno. El recorrido fue corto. Se vio en la puerta del Cementerio y luego de una breve caminata, llegó hasta el lugar. No se veía a nadie.

Estaban los dos amigos juntos de nuevo. Uno de pie y el otro no. Las confidencias empezaron enseguida. Las disculpas por no haber podido estar; las recriminaciones que le había hecho sobre lo pernicioso de la costumbre que lo llevó hasta allí. El diálogo era sutil y mudo. Entre 2 personas. Una viva y la otra no. Pero para uno, era como si otra vez estuviesen hablando en el bar. El que hablaba imaginaba las respuestas como un ajedrez mágico.

Él le contó sus últimos éxitos (pocos) y algún fracaso, no muchos para no preocupar al amigo yacente. En un momento pareció que se acabaron los temas. Él se sentó sobre la tumba mirando hacia el horizonte. Cuando se reunían también había silencios y no importaban. Sabían que ese rato estaban los dos. Uno frente al otro. Ahora también. Ligados por el afecto, el compañerismo, el humor, la complicidad.

Que más se podían contar que el otro no supiera…

Llegó el momento de la despedida. No se podían abrazar como antes. El que se iba, dio unas palmadas cariñosas en la tumba, prometió volver y al irse, recibió una ráfaga de aire cálido, templado. Pensó que era el abrazo que le faltaba. Desde la puerta del Cementerio, agitó los brazos en señal de despedida y volvió al hotel.

Mañana volvía a su ciudad.

jueves, 24 de noviembre de 2016

JUEGO GRATIS



VERSIÓN GRATUITA DEL JUEGO

 

Ya está en la Red para Android o IPhone una VERSIÓN FREE del juego. 


Les ofrezco un link por si desean probarlo:

miércoles, 16 de noviembre de 2016

PERCANCES

DE LA VIDA COTIDIANA


Las palabras significan conceptos diferentes según quien las pronuncie; he aquí algunas.

PERCANCE: dicho por un hombre, significa que pinchó un neumático, o que se le estropeó el ordenador. Dicho por una mujer (me consta en varias) quiere decir: la compresa o el tampón me falló y se me manchó el pantalón.

LLANTO DEL BEBÉ: el hombre piensa: -qué le pasará a este?. La mujer dictamina: -tiene hambre; tiene gases; no le gusta la posición; hay que cambiarlo, y 230 decretos-explicaciones más.

EL ORDENADOR SE COLGÓ: el hombre, lo apaga, lo enciende nuevamente y asunto arreglado. La mujer: -qué le pasa ahora a éste?; llamaré al informático, que es un inútil; y así, otras 185 frases parecidas para darse cuenta finalmente que se había desenchufado.

Quien quiera interpretar estas pequeñas reflexiones como machistas, pierden el tiempo.

Es más, pueden sufrir un percance...!

lunes, 7 de noviembre de 2016

YA ESTÁ DISPONIBLE!

 

 

YA ESTÁ DISPONIBLE!

 


Será un juego? 
La gente que lo probó, dicen que tal vez no lo sea.
Pero podrás preguntarle sobre presente y tu futuro en todas las áreas que te interesen.
Un ingenio donde se unen los algoritmos, la física, la aleatoriedad y las predicciones.
Para Iphone, Android, y tabletas.
Esta es la forma de descargarlo.
Vale sólo 0.99€
(Es un diseño del Despacho Weissmann Arquitectos)

domingo, 6 de noviembre de 2016

UN SUEÑO / UN CUENTO / UN DESEO

EL REENCUENTRO

Y de repente se vio frente a ella.
No esperaba verla tan pronto, pero ella lo estaba esperando.
Como siempre durante toda la vida.

Ya los dos habían muerto. Ella primera, dejando un vacío del que nunca él se había repuesto del todo.
El la extrañaba y cuando veía su foto se emocionaba y hasta a veces, lloraba de tristeza.

El, de verdad, nunca la había olvidado.
Ella tampoco. Y por eso lo esperaba. Siempre lo esperaba.

Finalmente se encontraron. Y lloraban de alegría.
El la alzó. Se fundieron en un largo abrazo pero que a ellos les pareció corto.

Luego él la bajó de sus brazos con cuidado; se miraron con el mismo cariño que se habían tenido y él le dijo: -vamos Margarita!. Vamos a dar un paseo. Como antes cuando estábamos los dos en casa!

Margarita, su perrita teckel, su amiga de la tierra más que su mascota,  asintió como siempre con la misma alegría que tenía cuando era su compañera de salidas y se fueron caminando ya para no separarse jamás.

Donde estaban, la vida era eterna.

domingo, 23 de octubre de 2016

QUIÉN NO TIENE UN CADÁVER EN EL ARMARIO?



¿A ver quién es el Sr., Sra. o Señorita que lo niega?.

Los cadáveres a los que me refiero no son de carne y hueso.

Son esas viejas historias negativas que nos acompañan a lo largo de nuestras vidas. Vayan unos ejemplos.

Esas parejas frustradas de las que nos separamos.

Esas infidelidades que cometimos. Y no sólo de pareja; en lo laboral por ejemplo.

Ese trabajo en el que quedamos horrible por haberlo hecho tan mal y que borraremos de nuestro curriculum, pero que cada tanto...asoma la cola y nos vuelve al tapete algo que no queremos recordar.

Esos libros que decimos haber leído y sólo hojeamos el 1º capítulo.

Esa materia en que nos copiamos el examen.

Esos idiomas que aseguramos manejar y en realidad conocemos 5 frases de uso cotidiano que logramos elegantemente ubicar...

Esos parientes impresentables que no deseamos ver nunca y en una fiesta estamos obligados a compartir mesa y mantel.

Esos emprendimientos en que nos fue comercialmente muy mal.
Por eso: que nadie mire al costado o se haga el desentendido/a!.

Vamos a ver...
TODOS tenemos esos pequeños "muertos" sobre nuestras conciencias y quien lo niegue, miente como un bellaco.

Es importante que Uds. sepan que por más que intentéis borrarlo, no lo conseguiréis. 
Son como esas manchas que nos hicimos en la ropa y creemos que un detergente las quitará. Y ni con agua caliente...vuelven a aparecer luego del lavado.

Olvidaros! Están y estarán.

Y lo peor del tema es que aunque los confeséis delante de amigos, seguro les quitarán importancia y os dirán:-pero por tan poco estás preocupado? No es nada hombre! A mí me paso algo parecido y ya me olvidé...

Mentira: ni era parecido y si lo fue, seguro que no lo olvidó. 

Tal y como nos pasa a nosotros con nuestros cadáveres en el armario.

Ahora, si lo que tiene en su armario es un cadáver verdadero, de esos que pasado un tiempo dan mal olor, vaya pensando como lo justifica...Seguro tendrá un problema y serio...Ir pensando una coartada convincente

Hasta el próximo post!

martes, 4 de octubre de 2016

LOS INSUFRIBLES: CÓMO TRATARLOS!



LAS GUÍAS PRÁCTICAS DE ODIACONMIGO

Cómo te sientes tratando con insufribles.
GUÍA 1: PARA CONVERSAR CON INSUFRIBLES MAYORES DE 30 AÑOS.
Odiaconmigo, en un nuevo servicio a los lectores, propone una pequeña guía para el difícil trato con gente a la que denominaremos genéricamente insufribles. No es que sean malas personas. No.

Suelen ser muy buena gente, lo que sucede que por sus características o diferentes formaciones o intereses, hacen difícil su trato. Y a veces hasta imposible.

A todos nos ha tocado tener reuniones con gente con la que preferiríamos no tener nada que ver y nos preguntamos porqué me tuvo que tocar a mi???.

El tema se complica cuando aparte de lo anterior, sucede que te das cuenta que deberás tenerlos que ver con alguna frecuencia por razones de trabajo u otras.
Frente a grandes problemas, grandes soluciones: aquí la guía para salir del paso.

DE QUÉ PUEDE UD. HABLAR CON LOS INSUFRIBLES

         Hable de fútbol, pero sin desvelar jamás, de qué club Ud. es simpatizante. Si lo hace generará tensiones.
         Si habla de cine comente una película bien sencilla (nada de dramas o películas de culto). Un musical o comedia para todo público puede ser bien recibido como tema de charla.
         Pregunte en qué pueblo/ciudad nació, y muéstrese como que ese lugar le gusta mucho, que considera que es un sitio muy interesante (aunque Ud. no lo conozca ni en el mapa y ni tenga la menor idea de dónde viene a quedar de la geografía).
        Un viaje puede ser un tema interesante. Ahora que sea de zona preferentemente cercana. No internacional. Tal vez, ni viajó en avión.
         Pregúntele de su comida predilecta. Mencione la suya. Esto da bastante juego.
         Los chicos (hijos, hijas y sobrinos) dan tema abundante.
         Pregúntele sobre sus habilidades manuales o gustos personales. Y cuando empiece a contarle que a él le gusta desde pequeño la cría de langostas carnívoras... Ud. piense a cuántos Km. vive de él, cosa que garantiza que lo verá muy, pero muy poco. Y esto incrementará su sonrisa.
        Televisión: seguro le interesen a su insufrible, los programas del deporte o del corazón…Ud. con que diga: -Ahá, ahá… se tiene el cielo ganado.

Ahora le diré que temas son preferibles no tocar (luego no diga que no les avisé!)
Insufrible 1º. Se cree vampiro.
         Política. Mejor comente que no lee periódicos de ese tema y que no entiende mucho. Que Ud. es partidario de la democracia. Ya está.
         Religión. Jamás comente de este tema. Puede Ud. toparse con un insufrible educado  o con un insufrible fanático. Estos últimos son los que arruinan cualquier reunión. Y seguramente su paciencia.  Y consiguen que Ud. invariablemente se sienta mal  y  quiera irse.
        No hable de sus estudios o graduaciones universitarias o recuerdos de compañeros. Quien sabe frente a Ud. hay uno que no terminó ni el secundario.
        Nunca hable de su patrimonio, ni dónde tiene apartamentos o inversiones. El insufrible en cambio le hará una cuidadoso balance descriptivo de sus posesiones. Y más.
        Nunca hable de libros.  Porque si a Ud. se le ocurrió comentar (por un error imperdonable) su re lectura de Shakespeare o de Charles Dickens, es posible que el insufrible le pregunte: -oye, en qué equipo juega de la Premier ese que nombraste? O si Ud. menciona a Borges, pregunte si ese es el dueño de la aceitera ...
       Tampoco hable de temas familiares (uno nunca sabe). El insufrible, aprovechará para comentar aventuras y desventuras de una tía de 104 años, que aún hace una fabada espectacular y del bisabuelo que tejió una fortuna en Alemania.
       No toque tampoco el tema de hetero, trans, bi u homosexual. Tal vez al insufrible no le guste. No por nada. Es simplemente para evitarse el disgusto.
         La ironía: es una palabra que no entra en el vocabulario del insufrible. Al no comprenderla, creerá que Ud. está agrediéndolo, entonces reaccionará mal. El insufrible nunca entenderá que Ud. sólo quería hacer un chiste. En realidad, creo, que el insufrible, nunca entenderá nada...
        En síntesis, no toque tema alguno que pueda dar discusiones. Y en caso de duda, cállese. Sabe Ud. esa frase que dice: "mejor parecer tonto, que hablar y confirmarlo!"

Importante: en caso de discrepancia, no discuta. Siempre conviene dar la razón a los insufribles, porque suele ser gente que mezcla ignorancia con mala educación; sus reacciones pueden ser peligrosas, y conviene resguardarse.

Bueno. Con esta pequeña guía, he tratado de resolver un problema que si no lo tuvo, o no lo tiene, no descuide que en cualquier momento puede aparecerle.
Este informe ha sido elaborado por el Departamento de Relaciones Públicas y Diplomacia, perteneciente al  Área de trato con los Insufribles del blog: ODIACONMIGO. 
(En otras palabras, yo mismo.)

No tiene nada que agradecer. Siempre estamos pensando en nuestros lectores...
Resultado final de la charla con un insufrible.
Aunque... aguarde un minuto. Vamos a darle un último consejo.

EVÍTESE DISGUSTOS. MEJOR NO HABLE!!!. 

Siempre le queda el: –“ahá, ahá, aha”  y con eso resuelve elegantemente el tema. 

Total, el insufrible, difícilmente se dé cuenta de nada. Y aunque esto suceda, créame a Ud. tampoco debe importarle en lo más mínimo.